viernes, 2 de diciembre de 2016

El mundo no es de todos.

Si hay algo que aprendí después de muchos errores, es que el mundo no me pertenece. Dicen algunos que el mundo es de los valientes. Para mí, va más allá de la valentía. Yo creo que el mundo es de los que siempre van un paso adelante que el resto. Es de los que piensan las cosas como nadie más y no tienen miedo a exponer sus ideas. El mundo es propiedad de aquellos que a pesar de decir la respuesta mal miles de veces, siguen levantando la mano cuando creen saber. Lo caminan más tranquilos aquellos que saben que hicieron muchas cosas por otra gente, pero siempre salieron beneficiados. Y por sus calles transitan sonrientes quienes quizás no lograron sus metas, pero cada día se animan a estar un paso más cerca de ellas. Pareciera que respiran un aire más puro quienes hacen todo a tiempo, cuando lo sienten y no cuando se los piden. El mundo es de quienes leen las reglas pero después inventan su propio juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario