miércoles, 19 de octubre de 2016

Hoy soy un vestido negro

Muchas veces me visto completamente de negro. Pero siempre es porque no tengo ganas de vestirme, y el negro parece una solución sencilla. Hoy vestirme de negro no fue una solución, sino una decisión. Me visto así porque a la hora de la marcha voy a estar en la facultad estudiando, un derecho del que a miles se las priva. Me visto así por esa profesora que conozco que vivió la violencia en primera persona y pudo denunciarla. Me visto así por esa novia de un tío de mi mamá que se fue con él para escapar de la violencia de su marido. Me visto así por las que por usar un short terminan provocando una violación. Me visto así por esas novias, esposas, amigas, vecinas, empleadas, o completas desconocidas de tipos que las mataron y ahora andan sueltos. Me visto así porque hoy también salí de casa con miedo.