miércoles, 9 de diciembre de 2015

Solo somos gente

Fin de año. Nuevo balance. Nada nuevo. Nada interesante. ¿Terminar? no, deprimente. ¿Volver? tampoco. ¿Empezar? Me parece que no se trata de un verbo. Es un sustantivo. Personas. Este año se trató no tanto de qué viví, sino con quienes lo viví.
Este año lo viví con personas nuevas. Conocí gente, a algunas les hablé por días, a otras durante todo el año, a algunas preferiría no volver a hablarles, algunas se hicieron amigos y otros son simples conocidos.
Este año lo viví con personas que son amigos. Porque todos sabemos que estar lejos de tu casa por 10 días, o estar despierto toda la noche intentando descubrir el significado de la vida no se puede hacer con nadie que no sean tus amigos. Y también entiendo que cuantos menos y más leales, mejor.
Este año lo viví con personas que me encantan. Y no se trata de una atracción física ni un enamoramiento adolescente. Se trata de cualquier persona que te hace sentir bien cada vez que le hablas, y que te deja con ganas de más cada vez que se va. Son personas a las que cada día quiero parecerme un poquito más.
Este año lo viví con personas extrañas. Me crucé con mucha gente en muchos lugares, tuvimos conversaciones pasajeras, de la mayoría no recuerdo ni los nombres, a algunos les mostré un poquito de mi mundo y ellos me mostraron el suyo. Con otros, fue simplemente un encuentro, una canción a los gritos, o un saludo cordial.
Este año lo viví con personas que me entienden. Logré acercarme más a grupos de personas que comparten mis intereses y cuyos mundos se parecen mucho al mío. A veces hacer fila y esperar por las cosas no es tan malo ni tan aburrido como parece.
Este año lo viví con personas que admiro. Desde quienes parecen inalcanzables por vivir  miles de kilómetros hasta gente que está a solo un llamado de distancia, a mi alrededor está lleno de gente admirable.

Y para el año que viene, quiero dejar de esperar. Quiero dejar de decirme a mí misma "No te preocupes, el [inserte un día de la semana] vas a ser feliz por que ya va a haber pasado todo esto". Porque me dí cuenta que me pasé todo el año así, esperando que pasaran las cosas para poder tranquilizarme. Y ahora, a fin de año, mi cuerpo me avisa lo mal que estuve viviendo.
El 2016 va a ser un año de cambios muy grandes, y espero cambiar de a poco para poder adaptarme.
Todo va a a estar bien (desde el primero de Enero).

No hay comentarios:

Publicar un comentario