sábado, 28 de noviembre de 2015

En un silencio oscuro escucho tu voz a lo lejos. Como un grito, apenas un susurro. Dejo todo lo que hago solo para escucharte una vez más. Y nunca te encuentro, no sé dónde estás. 
Intento evitar la soledad con canciones para amar, pero ya no suenan igual. 
Mi cabeza sigue dando vueltas y me pierdo en todo lo que hice. 
Todo va a estar bien. Ya no te escucho. Ya no estás. Y yo sigo en esta inmensa soledad. Todo va a estar bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario