domingo, 17 de mayo de 2015

El sonido de un piano cuando llueve.

Ya no llueve en esta ciudad sin sol. Y se me parte el alma al despertar cada mañana para ver un cielo con nubes y sin gotas en la ventana. Siento un vacío en el silencio, un ruido que falta y no lo encuentro. 
No hay acorde que describa la sensación de una lágrima del cielo sobre el techo. No hay fotografía que represente el brillo del agua sobre el asfalto. 
Y en los días de lluvia juro estar enamorada, pero nadie sabe que mi alma está mojada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario