viernes, 25 de julio de 2014

Y nadie nunca nos comprenderá.

Seremos por siempre locos apasionados. Y no somos todos, porque en este mundo hay lugar para unos pocos como nosotros. Porque hace falta gente que desde afuera nos señale y se ría. Pero no importa. Porque vivimos en nuestro propio mundo, donde solo entran personas con nuestra forma de pensar, de ser, de amar. En este mundo tan dividido, a nosotros una sola persona nos puede unir. Es una unión que va más allá de todo. No somos amigos ni conocidos, somos familias que no elegimos, pero que formamos. Y sin conocernos, sabemos que todos estamos acá por las mismas razones y con los mismos objetivos.
Dejémoslos que se rían, ellos nunca entenderán. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario