lunes, 14 de julio de 2014

Para esas noches en las que el corazón no te deja dormir

No es tan grave. Nadie lo va a recordar. No todo el mundo te está juzgando basándose en lo que te pasó hoy. Para el mundo, no sos nada. Para vos, sos todo. Cuidate. Porque si no lo hacés vos, nadie lo va a hacer. Tranquila. Las cosas eventualmente van a estar bien. No dejes de ser quien sos. No permitas que sus comentarios te lleguen. Todos decimos cosas que en realidad no quisimos decir. Si hiciste todo lo que pudiste, no hay nada de qué arrepentirse. Dejá que las cosas pasen, el destino puede sorprenderte. Hay cosas que no las podés evitar, y tenés que acomodarte a ellas lo mejor posible. Todo lo que tenga que pasar, pasará.
Ahora cerrá los ojos, inhalá, visualizate, exhalá todo lo malo, y dormí. Mañana va a ser un día nuevo, distinto, quizá mejor, tal vez peor, pero en algún momento terminará y todo volverá a empezar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario