viernes, 25 de julio de 2014

Y nadie nunca nos comprenderá.

Seremos por siempre locos apasionados. Y no somos todos, porque en este mundo hay lugar para unos pocos como nosotros. Porque hace falta gente que desde afuera nos señale y se ría. Pero no importa. Porque vivimos en nuestro propio mundo, donde solo entran personas con nuestra forma de pensar, de ser, de amar. En este mundo tan dividido, a nosotros una sola persona nos puede unir. Es una unión que va más allá de todo. No somos amigos ni conocidos, somos familias que no elegimos, pero que formamos. Y sin conocernos, sabemos que todos estamos acá por las mismas razones y con los mismos objetivos.
Dejémoslos que se rían, ellos nunca entenderán. 

domingo, 20 de julio de 2014

¿Te puedo ayudar en algo?

Sí, quiero a esos que están ahí, hablando y sonriendo. Los que se ríen cada pocos minutos. Los que se gritan cosas sin sentido. Los que se juntan a comer y hablar de la vida.
¿Algo más?
Sí, y a la de allá. La que vive a miles de kilómetros y es experta en hacerte sonreír. La que te puede enseñar mil cosas y con la que nunca se acaban los temas de conversación.
¿Eso solo?
No, también quiero a una con la que pueda hablar y que nadie más nos entienda. Que sea de las que te dice cosas que no necesitabas escuchar hasta que te las dice.
Pueden llegar a tener fallas, pero no tienen devolución, y tenga cuidado porque a veces vienen con fecha de vencimiento.

viernes, 18 de julio de 2014

Octubre 31, 2008.

Y fue lo último que supimos. Hace 6 años que no escucho tu voz. Seis años en los que nada era nuevo, nadie sabía quién eras.
¿Cómo le explico al mundo que volviste? ¿Cómo expreso tanta felicidad junta? A veces no hay palabras válidas. A veces es mejor gritar.
Gritar a los cuatro vientos que volviste y que el mundo vuelve a girar y que nada puede hacerme más feliz que escucharte una vez más y verte sonreír mientras cantás ante un grupo de personas que gritan tu nombre. 
A veces es mejor callar. Y sonreír. Porque la vida comienza a girar. Gracias por ser parte de todo.

lunes, 14 de julio de 2014

Para esas noches en las que el corazón no te deja dormir

No es tan grave. Nadie lo va a recordar. No todo el mundo te está juzgando basándose en lo que te pasó hoy. Para el mundo, no sos nada. Para vos, sos todo. Cuidate. Porque si no lo hacés vos, nadie lo va a hacer. Tranquila. Las cosas eventualmente van a estar bien. No dejes de ser quien sos. No permitas que sus comentarios te lleguen. Todos decimos cosas que en realidad no quisimos decir. Si hiciste todo lo que pudiste, no hay nada de qué arrepentirse. Dejá que las cosas pasen, el destino puede sorprenderte. Hay cosas que no las podés evitar, y tenés que acomodarte a ellas lo mejor posible. Todo lo que tenga que pasar, pasará.
Ahora cerrá los ojos, inhalá, visualizate, exhalá todo lo malo, y dormí. Mañana va a ser un día nuevo, distinto, quizá mejor, tal vez peor, pero en algún momento terminará y todo volverá a empezar.

jueves, 3 de julio de 2014

Las cosas pasan. (Begin again 3)

Había tomado la decisión de volver a ser la persona a la que no le importa. Esa persona que puede reírse en ciertas situaciones y llorar solo cuando hace falta. Esa persona que sonríe cuando todo parece fruncir el ceño.
Creí que la había perdido y que sería solo parte de mi pasado, de algo que había vivido y que podría contárselo a mis nietos después de decir "en mi juventud, yo...".
Hoy la vi volver. Estaba conmigo y era genuina. No le importaba. Pensaba igual que cuando se fue.
En un principio se sentía rara y no sabía cómo actuar. Tuvo que ahuyentar a los fantasmas de mi personalidad. Por suerte, la risa es el arma más poderosa.
Yo sé que estaba ahí.  Ella sabía que nada de eso era importante y que sería solo una historia ue recordaría por algunos años y luego ya no. Sabía que eran solo algunos momentos de su vida, y que en verdad no significaban nada.
Te extrañé.  Qué bueno que volviste. Sentite como en casa.