lunes, 23 de junio de 2014

Tan no me entiendo y converso desesperadamente

Me da miedo que la gente cambie. Me aterra que quienes me rodean ya no sean de quienes me rodeé. Prefiero que todos seamos quienes siempre fuimos. ¿Por qué cambiar?
Pero el cambio es bueno. Hace bien. Uno no puede ser siempre siempre igual. Lo igual aburre. Si siempre somo siguales, entonces nunca mejoramos.
¿Y cuando el cambio es para peor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario