martes, 29 de abril de 2014

Somos lo que queda de este alcohol.

Una botella de whisky que no termino de tomar y algunos vasos vacíos que evidencian mis horas anteriores. 
Solo te quiero besar. 
Cállate y dime por qué nada es igual. Y mírame, dejemos de jugar. No soporto ya mirarte y no poderte ahora tocar.  

Mi libreta en la mesa, una lapicera a medio usar.
No es que me arrepienta, pero hablemos de regresar. No esquives mi mirada, no te quiero lastimar. 
Solo dame una respuesta y dejate ya amar

No hay comentarios:

Publicar un comentario