domingo, 27 de abril de 2014

Seamos la mejor versión de nosotros.

Vivimos buscando a quién imitar. Vivimos mirando a nuestro alrededor para ver a quién le fue mejor haciendo qué. Vivimos pensando en ídolos que nunca llegaremos a ser. Y nos olvidamos de nosotros.
Si tan solo miráramos más en nuestro interior y descubriéramos nuestros propios talentos en lugar de probar hacer lo que hace alguien más, todo sería más fácil.
¿Por qué vivir intentando ser alguien más en lugar de mejorar quienes ya somos? ¿Por qué no nos descubrimos a nosotros mismos en lugar de hacer lo mismo que otros?
Alguna vez en algún lugar que prefiero no mencionar, me dijeron que tenemos una esencia, y que es imposible cambiarla, pero muy fácil mejorarla. Y eso quiero hacer cada día. Quiero mejorar quién soy yo, y no parecerme a la mejor versión de alguien más.
A cada minuto me descubro y me fascino. Porque sé hacer cosas que no sabía, me interesan cosas nuevas todo el tiempo y aperndo sin parar algo distinto. Pero siempre yo. Porque el éxito de los demás es de ellos, y yo quiero uno propio.

Me conozco tanto, que sé que me voy a arrepentir de esta entrada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario