miércoles, 2 de abril de 2014

Entre fotocopias, libros y apuntes.

Yo estaba estudiando tranquila hasta que mi mente se puso a filosofar. Capáz descubrí el problema del mundo, capáz son pensamientos de una adolescente aturdida con cosas que pasaron hace miles de años y a nadie, nunca le interesaron.
Creo que el mundo no avanza porque estamos estancados en el pasado, fascinados por las cosas que hacían, por las revoluciones, las guerras, la manera en que lavaban las cabezas de los pueblos para que todos pensaran igual. Y admiramos cómo los caballeros peleaban y los reyes eran poderosos y adinerados. Y ni siquiera sabemos si era así. 
Sin embargo, sí sabemos que ni ser princesa debía ser divertido. Con el simple hecho de pensar que no había spray para el pelo, ni maquillaje o diseñadores importantes, deberíamos darnos cuenta que ser princesa era ser alguien más. 
Leemos libros que nunca nadie escribió, sino que eran cantos. Imaginémonos por un momento que alguien decidiera escribir en un libro todas las canciones populares de ahora para que futuras generaciones las estudien. ¡Qué lío se harían! Pensarían que nuestras vidas se basan en relaciones, drogas y alcohol. No estoy negando la realidad, pero hay que aceptar que algunas personas están fascinadas por cosas un poco más interesantes.
Mientras en el presente hay médicos, abogados, niñeras, profesores, músicos, escritores, reyes, adolescentes, soldados, niños que tienen muchos y niños que no tienen nada, entre mil cosas más, a algunos todavía les interesa el pasado. ¿Por qué, en lugar de estudiarla, no hacemos nuestra propia historia? ¿Por qué no nos enfocamos en hacer que el presente sea mejor, y dejamos de preocuparnos por lo que pasó antes? ¿Por qué no empezamos a tener pensamientos progresistas en lugar de tratar de adivinar lo que ya ocurrió? ¿Por qué me hacen leer el Cantar del Mío Cid, cuando hay escritores fantásticos acá y ahora que me encantaría descubrir? ¿Por qué no apreciamos más lo que tenemos y dejamos de buscarle la fascinación a la historia? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario