domingo, 19 de enero de 2014

Eres tan grande.

No distingues entre enojo y tristeza. Te crees superior que todos y piensas que el mundo está a tus pies. Dices cosas y no te das cuenta de que duelen. Y mucho.
Odio sentirme así y a la vez quererte tanto. Odio pensar que no puedo hacer nada para cambiarlo. Odio verte lastimar a todas las personas que amo. Odio no poder decírtelo, no solo porque sé que no te va a importar, sino porque no me animo.
Y tampoco puedo hablarlo con nadie más, porque tengo miedo de abrirles los ojos y destrozar todo. Tengo miedo de que todo termine por mi culpa.
Es que eres tan grande, pero tan poco adulto. Ya  no sé si no ves o si prefieres cerrar los ojos. Quiero gritarte "Basta" y dejar de llorar. Quiero que veas que lastimas a todos. Quiero que notes que todo lo que odias, es todo lo que eres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario