viernes, 31 de enero de 2014

Aprendiendo a amar.

No entiendo, lo teníamos todo. Dijo con los ojos llenos de lágrimas.
Supongo que lo perdimos. Contestó como si ya no hubiese vuelta atrás.
¿Pero de un día al otro? Preguntó completamente confundida.
Sí, es el tiempo necesario para que todo se desvanezca. Anunció ya sin ganas de seguir intentando.
¿Y si en realidad solo necesitamos más tiempo para amarnos un poco más? Preguntó con una última gota de esperanza.
Quizá nunca supimos amarnos, pero este tiempo me sirvió para darme cuenta de que no quiero aprender. Dijo mientras cerraba la puerta y arrastraba sus maletas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario