martes, 30 de diciembre de 2014

What if your life completes itself?

Dicen que para que alguien te ame primero hay que amarse uno mismo. Pero qué ridículo suena amarse para que te ame alguien más. Yo no creo en eso. Yo creo en vidas que se completan a sí mismas. Vidas que no necesitan de otras vidas. Vidas que pueden chocarse y fusionarse. Vidas que pueden complementarse.
Yo creo que es importante encontrar pasiones, amigos, personalidades y a uno mismo antes de buscar al amor. Porque después de todo, ¿de qué sirve que alguien te ame si no sabés a quién ama?
Hoy, en medio de este mar de confusión en el que yo sola me ahogo, decido ser fuerte. Decido cumplir todo lo que me proponga. Decido rodearme de amigos que valgan la pena. Decido que ya no me importe. Porque el amor duele, y la vida no.

Si no lo escribo no me entiendo.

martes, 23 de diciembre de 2014

Por un 2015 con un nombre menos 2012.

Otra vez. Diciembre, digo. Que está acá otra vez. Para recordarnos que todo siempre termina. Gracias por el recordatorio anual, diciembre.
Y como es diciembre y en este caso lo que se termina es el año, vengo a hablar de eso. De mi año. Yo no lo llamo 2014 porque me parece que ponerle un nombre con números a un año tan especial como este no le hace justicia alguna. Yo lo llamo "Red". Sí, ya sé, es es un nombre un poco patético, pero no es más que una referencia a Taylor Swift, lo cual me pareció justo, ya que ella fue gran parte de mi año.
Entonces, en la paleta de colores tenemos los grises y negros y feos y los blancos y rosas y os otros que elijo para vestirme. Este año estuvo en el medio de todo eso. Fue rojo. Rojo es el color de los zapatos que te ponés para deslumbrar en una fiesta, pero también es el color de las heridas. Rojo es el color de los labios de una mujer cuando se siente más segura de sí misma, pero también es el color de los corazones rotos. Rojo es el color de unas uñas a las que se las cuida, pero también es el color la Navidad (y todos sabemos que Navidad es de los peores males de este mundo).
Por suerte, este año empezó en enero. Enero de Red es el mejor mes que viví en mi vida. En serio. No estoy exagerando. El mejor. Febrero, por otro lado, podría haber durado solo las dos primeras semanas y todo hubiese sido más fácil. De marzo no quiero hablar, porque empezar las clases y pasarla mal en tu casa en un mismo mes es bastante frustrante. Abril, abril, abril... nunca me gusta abril. En abril cumplo años, y cumplir años mientras esperás que nada salga mal y que después todo salga mal la verdad que no es muy divertido. De mayo, para ser sincera, no me acuerdo. Supongo que hay cosas que es mejor borrarlas de la mente, para mantener la mente sana. Junio, julio... nunca los distingo. Pero fueron un alivio. Agosto volvió a ser un desastre porque parece que las cosas malas no se van así de rápido. Septiembre siempre es alegre porque es el cumpleaños de mi persona favorita y a eso le sumo que cumplí un sueño que soñaba desde los ocho años. Imaginate si eso me habrá hecho feliz. Gracias, septiembre, por no ser uno más. Octubre nunca me gusta porque todos hablan de Hallooween y hay arañas por todos lados y me dan miedo, pero nada importante. Noviembre fue la cereza del postre (diciembre es el caramelo asqueroso que le tiran en algunos lugares). Creo que nunca había sentido tanta ansiedad y bronca y nervios y tristeza al mismo tiempo. Y diciembre no presenta un panorama mejor.
Claro que en el medio de ese desastre y tormento de emociones, no estuve sola. Me di cuenta de quiénes son mis amigos, en quiénes puedo confiar, quiénes quiero que confíen en mí, a quiénes les importo y quiénes me importan. Eso fue algo bueno. También me di cuenta de quién soy y quién quiero ser. Fue consciente durante todo el año de mis cambios de personalidad, de mi actitud ante la vida, de cómo veo las cosas. Y eso me ayudó a mejorarme a mí misma.
Y como a veces los amigos no pueden estar 24/7 pendientes de lo que me pasa y deja de pasar, también encontré cosas que puedo hacer yo sola. Redescubrí la música. Redescubrí su magia. Hace 4 años, cuando encontré gente y dejé de estar sola, perdí, sin darme cuenta, esa conexión que tenía. Pero este año me volví a dar cuenta de su poder. Me di cuenta que si lloro es muy difícil leer las partituras, que si no sé cómo me siento, seguro que hay alguien ahí afuera que ya lo sintió y lo hizo canción, que sin música no es lo mismo y que la necesito a cada momento.
Por eso, creé una lista de canciones que me recuerdan a este año y todo lo que viví.

Better Days - The Goo Goo Dolls
Red - Taylor Swift
Afterlife - Ingrid Michaelson
World Alone - Lorde
Glory and Gore - Lorde
Stop this train - John Mayer
Waiting on the world to change - John Mayer
Chasing the Sun - Hilary Duff
I'm a mess - Ed Sheeran
New Romantics - Taylor Swift
For Elise - Beethoven

For a chance that maybe we'll find better days.

sábado, 29 de noviembre de 2014

Tarde de sábado entre gotas

Las nubes están mojadas. Mi alma también. El llanto se diluye y ya me siento bien. Sonrisas enmascaradas en vestimentas combinadas. Comentarios descarados entre copas y bocados.

lunes, 3 de noviembre de 2014

When I was drowning, that's when I could finally breathe.

Hace varios días que llueve. Podría salir y mojarme. Podría ponerme mi mejor vestido y bailar. Podría ver películas y llorar. Podría leer un libro y reír. Podría quedarme entre mis sábanas y dormir. Pero prefiero escuchar la lluvia contra las tejas.
Hoy no fui a los lugares donde prefiero no ir y me quedé escuchando la lluvia. A veces la escucho, y a veces no. Es que la música está muy fuerte y no me deja saber qué pasa afuera. Pero lo sé.
Es como una cortina de agua que cubre todo. Y separa. No sé muy bien qué separa, pero yo siento que hay algo que divide una parte de la ciudad de la otra. Son solo sentimientos.
Hay algo hermoso en la lluvia. Hay algo que me llena de felicidad y ganas de que llueva siempre. Será que mi pelo está más grande de lo normal y me recuerda a cuando era pequeña. Pero eso no es bueno, así que no. Será que el ruido me recuerda al invierno, que lo amo. Sera que no es necesario prender velas aromáticas porque la lluvia es de esas personas que tienen su olor propio. Será que es más fácil escribir. Será que los sonidos se escuchan distintos y me gustan más así. Será que me hace sentir protegida. No lo sé.
Hay también algo triste y melancólico en el hecho de que salga el Sol. No hay imagen más deprimente que las calles mojadas, los parabrisas andando, los paraguas abiertos, y el Sol en el cielo. Es como si viniera a arruinar nuestros humores. Es como esa persona que no invitaron a la fiesta, pero llega igual. Es como esa pulsera que no combina con el resto de la ropa, pero la usamos igual. Es como esa foto que no nos gusta, pero todos nuestros amigos se encargan de hacerla pública. Es como una guitarra desafinada que seguimos tocando. Es como ese esmalte arruinado que queremos hacer funcionar pero ya no queda igual. Es como una campera de cuero en un día de primavera.
Y mientras escribía todo esto, dejó de llover. Ya nada es igual.

viernes, 31 de octubre de 2014

Por acá llueve

 Tras las rejas las paredes se ven más grises, y el cielo un poco menos azul.

 Tras las rejas el verde es más oscuro y la vida es más muerte.

 Tras las rejas hay un piso resbaloso que no me animo a pisar, porque dice mamá que me puedo caer y lastimar. Yo pienso que es mejor que me lastime un piso y no una persona.

 Tras las rejas veo las cosas menos claras. La vida se ve como borrosa y un poco confusa.

 Tras las rejas se ve todo lo malo que no puedo cambiar y todo lo bueno que me estoy perdiendo.

 Tras las rejas veo que algunos están mejor que otros, que a algunos el agua los ahoga y a otros algún techo los tapa. Asumo que en la vida siempre todo es así.

 Tras las rejas veo los lugares que solía explorar, y aquellos a los que nunca me animé a llegar.

 Tras las rejas el mundo de afuera pareciera ser más raro de lo que en realidad es. 

 Tras las rejas veo techos sin gatos que le temen al agua, y con agua que le teme a los techos. ¿Será que todos tenemos un poco de miedo?

 Tras las rejas veo las cosas que nunca nadie empezó y quizás alguien en algún momento termine.

 Tras las rejas a veces noto un poco de tristeza, de melancolía por todo lo que antes iluminaba y ahora no está.

Tras las rejas veo toda la luz que puede convertirse en dolor en cualquier momento.


Tras las rejas veo todos esos misterios que nunca resolví, y probablemente sean siempre un mundo de preguntas sin respuesta.

Tras las rejas veo el reflejo de las cosas que no pueden verse a sí mismas. Como algunos humanos del otro lado.

Tras las rejas veo las puertas que no me atrevo a cruzar.

Tras las rejas las gotas juegan carreras, y viven como si nunca fuesen a secarse.

Tras las rejas veo luces y sombras que no pertenecen a nadie más que al mundo.

That's how you lost the girl

Es que parece que si no te escribo no te olvido. Te quería decir que todo fue muy feo. Todo fue raro. Te aviso que cuando me acuerdo de hoy, lloro. Y hago cosas para no pensarte. Y ni siquiera sé quién sos. Probablemente ni siquiera importes.
Eso. No importás. Yo tengo a alguien que me hace feliz.
¿Y vos? ¿Vos sos feliz?
Espero que sí.

domingo, 28 de septiembre de 2014

You've got what it takes. (begin again 5)

Hace trece años que sueño. Hace siete años que lucho. Hace nueve meses que veo resultados. Porque la vida es así. Se trata de querer algo y hacer todo por conseguirlo. Y es lo que siempre hice y siempre haré. 
Hoy, después de siete años de escribir palabras en vano que nunca fueron leídas, tuve la oportunidad de cambiarlo. Y ahora todo es diferente. 
Alguna vez me dijeron que nunca hay que sacar el dedo del renglón, y creo que es el mejor consejo que me dieron. 

Started from the bottom, now we here. 

domingo, 21 de septiembre de 2014

Let everything collide (begin again 4)

Hoy me animo. No me escondo más. Si es quien realmente soy y quien siempre fui. ¿Por qué no dejar que me conozcan? Voy a dejar de fingir ser algo que nunca conocí.
No hay nada de malo en ser diferente. No hay nada de malo en no ser perfecta. Está bien equivocarse y está perfecto tener imperfecciones.
No dibujo una sonrisa porque no hace falta. Puedo mostrarme como soy.
Remarco ciertas cosas porque es lo mejor de quien siempre fui.
Dejemos que la tristeza sean momentos y la felicidad una vida entera.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Todos los mundos.

Saber que todo lo que hoy es tuyo puede mañana ser de otro. De una persona que no trabajó para conseguirlo. De alguien que simplemente te sacó todo lo que tenías de las manos y se lo quedó, sin importarle nada.
Dicen que es una sensación, que no está y que no existe. Pero yo lo ví. Yo la ví llegar con lágrimas en los ojos. Yo ví cómo había perdido una parte de sí. Y no era la pérdida en sí lo que la molestaba, sino la maldad. La crueldad innecesaria.
¿Y si cada uno ama lo suyo y dejamos de sacarle cosas a los demás?

domingo, 24 de agosto de 2014

"I'm always optimistic about love".

"[Love] doesn't ever work".
Te dije que no me gustaban los cambios. Me hiciste creer en el amor. ¿Y ahora? ¿Qué hago con todas las ilusiones que tenía? ¿Cuándo mentís y cuándo decís la verdad?
Dicen que las personas a las que más amás son las que más te lastiman. Y yo te amo tanto.

domingo, 17 de agosto de 2014

Cantando frente al espejo y bailando en la ducha.

Reímos, gritamos, lloramos, hablamos, comemos, reímos un poco más. Todo está bien. ¿Será esto la felicidad? ¿Será que se siente así y no como yo creo que se siente? ¿Será que cuantos más seamos y más hagamos, más felicidad hay? ¿Será verdad que para ser feliz tiene que estar todo bien? ¿Será verdad que es posible olvidarnos de las cosas malas?
No. Obvio que no. La felicidad es vivir a pleno. Es sentir. Sentir cosas buenas y cosas malas. Sentir cosquillas en el corazón y en las piernas. Es empalagarse y tener hambre. Es tenerlo todo pero que te falte una infinidad de cosas. Porque la felicidad no es. La felicidad se hace. Y si yo quiero ser feliz en mi miseria, ¿quién es el resto del mundo para cambiarlo?
Dicen que "cada loco con su tema", y yo creo que cada individuo con su forma de ser feliz.

Ducha. Qué palabra tan fea. ¿Será feliz?

sábado, 9 de agosto de 2014

Dedos quemados, infierno alado.

Sé que fui la causa de tu dolor. Sé que es por mí que sufres. Y nunca nada de lo que haga será suficiente para calmar mi desesperación al verte caer.
Cada día me hiere más tu situación, y me atacan estas ganas incesantes de abrazarte y pedirte perdón. A veces te sueño y despierto lejos tuyo para darme cuenta de que mi vida es en realidad una pesadilla. Corro hacia tu almohada, pero tú ya no estás.
A veces paso por tu casa y toco a tu puerta, pero me voy, porque temo hacerte llorar otra vez y no soportaría seguir dándote razones para no sonreír. Si tuviera el coraje, te diría que no estoy bien y que sin ti no es lo mismo. Te contaría sobre las noches en que solo tengo pesadillas y lo mucho que te necesito. Te explicaría que todo fue por necesidad y no por decisión propia. 
Dejaré mis flores en el umbral.

martes, 5 de agosto de 2014

This city never sleeps and that makes two

Dicen que no hay que escuchar a los grandes. Algunos proponen que los adolescentes pueden hacer lo que quieran y que las opiniones de los adultos no valen nada. Podría conseguir un ejército de personas que digan que los grandes no saben lo que dicen, y hasta yo misma sería parte de ese ejército. Pero nos olvidamos que los grandes, por poco que entiendan de sueños, ilusiones y todas esas cosas que amo, vivieron muchas más cosas y formaron muchas más opiniones que los más jóvenes.
Me dijo una de esas personas grandes que hay que vivir desde el "¿para qué?". Dejar del lado el "¿Por qué?" (incluyendo los "¿Por qué a mí?" "¿Por qué no te callás?" y "¿Por qué yo?") Todos, todos los "¿por qué?s" afuera. No los necesitamos. Es mejor preguntarnos cuál es el uso y la aplicación de lo que nos pasó que preguntarnos la razón. Siempre mirar al futuro y nunca al pasado. Me dijo también que así se vive muy bien.
Una noche después de esa conversación con esa señora grande, me encontré con un señor grande. Y este es de los grandes en serio. De los que no entienden nada sobre sueños ni cosas lindas. De los que hablan de política como si fuera algo serio. Y este señor me dijo una frase que pretendo no olvidar, y era así: "La revolución francesa se le ocurrió a uno solo", y levantó un dedo. Y ahí me acordé mucho de Lewis Carroll y eso que decía sobre que las mejores personas están locas. Porque algunas personas tienen ideas locas y las más más locas las hacen realidad. Me dijo este hombre también que si yo puedo difundir esto entre mis amigos ellos van a hacer lo mismo y así nuestra generacion puede cambiar al mundo.
Pero obvio que la adolescente a veces le gana a la niña y me acordé de John Mayer y eso que dice sobre que estamos esperando a que el mundo cambie, no porque no querramos cambairlo, sino porque la pelea no es justa. Y entonces me acuerdo de lo feo que es el mundo y me encierro en mi cuarto para no ver todas esas cosas. Porque a veces dejo que gane la niña.

viernes, 25 de julio de 2014

Y nadie nunca nos comprenderá.

Seremos por siempre locos apasionados. Y no somos todos, porque en este mundo hay lugar para unos pocos como nosotros. Porque hace falta gente que desde afuera nos señale y se ría. Pero no importa. Porque vivimos en nuestro propio mundo, donde solo entran personas con nuestra forma de pensar, de ser, de amar. En este mundo tan dividido, a nosotros una sola persona nos puede unir. Es una unión que va más allá de todo. No somos amigos ni conocidos, somos familias que no elegimos, pero que formamos. Y sin conocernos, sabemos que todos estamos acá por las mismas razones y con los mismos objetivos.
Dejémoslos que se rían, ellos nunca entenderán. 

domingo, 20 de julio de 2014

¿Te puedo ayudar en algo?

Sí, quiero a esos que están ahí, hablando y sonriendo. Los que se ríen cada pocos minutos. Los que se gritan cosas sin sentido. Los que se juntan a comer y hablar de la vida.
¿Algo más?
Sí, y a la de allá. La que vive a miles de kilómetros y es experta en hacerte sonreír. La que te puede enseñar mil cosas y con la que nunca se acaban los temas de conversación.
¿Eso solo?
No, también quiero a una con la que pueda hablar y que nadie más nos entienda. Que sea de las que te dice cosas que no necesitabas escuchar hasta que te las dice.
Pueden llegar a tener fallas, pero no tienen devolución, y tenga cuidado porque a veces vienen con fecha de vencimiento.

viernes, 18 de julio de 2014

Octubre 31, 2008.

Y fue lo último que supimos. Hace 6 años que no escucho tu voz. Seis años en los que nada era nuevo, nadie sabía quién eras.
¿Cómo le explico al mundo que volviste? ¿Cómo expreso tanta felicidad junta? A veces no hay palabras válidas. A veces es mejor gritar.
Gritar a los cuatro vientos que volviste y que el mundo vuelve a girar y que nada puede hacerme más feliz que escucharte una vez más y verte sonreír mientras cantás ante un grupo de personas que gritan tu nombre. 
A veces es mejor callar. Y sonreír. Porque la vida comienza a girar. Gracias por ser parte de todo.

lunes, 14 de julio de 2014

Para esas noches en las que el corazón no te deja dormir

No es tan grave. Nadie lo va a recordar. No todo el mundo te está juzgando basándose en lo que te pasó hoy. Para el mundo, no sos nada. Para vos, sos todo. Cuidate. Porque si no lo hacés vos, nadie lo va a hacer. Tranquila. Las cosas eventualmente van a estar bien. No dejes de ser quien sos. No permitas que sus comentarios te lleguen. Todos decimos cosas que en realidad no quisimos decir. Si hiciste todo lo que pudiste, no hay nada de qué arrepentirse. Dejá que las cosas pasen, el destino puede sorprenderte. Hay cosas que no las podés evitar, y tenés que acomodarte a ellas lo mejor posible. Todo lo que tenga que pasar, pasará.
Ahora cerrá los ojos, inhalá, visualizate, exhalá todo lo malo, y dormí. Mañana va a ser un día nuevo, distinto, quizá mejor, tal vez peor, pero en algún momento terminará y todo volverá a empezar.

jueves, 3 de julio de 2014

Las cosas pasan. (Begin again 3)

Había tomado la decisión de volver a ser la persona a la que no le importa. Esa persona que puede reírse en ciertas situaciones y llorar solo cuando hace falta. Esa persona que sonríe cuando todo parece fruncir el ceño.
Creí que la había perdido y que sería solo parte de mi pasado, de algo que había vivido y que podría contárselo a mis nietos después de decir "en mi juventud, yo...".
Hoy la vi volver. Estaba conmigo y era genuina. No le importaba. Pensaba igual que cuando se fue.
En un principio se sentía rara y no sabía cómo actuar. Tuvo que ahuyentar a los fantasmas de mi personalidad. Por suerte, la risa es el arma más poderosa.
Yo sé que estaba ahí.  Ella sabía que nada de eso era importante y que sería solo una historia ue recordaría por algunos años y luego ya no. Sabía que eran solo algunos momentos de su vida, y que en verdad no significaban nada.
Te extrañé.  Qué bueno que volviste. Sentite como en casa.

domingo, 29 de junio de 2014

6 capítulos y uno más

Escribamos nuestra historia. Seré tu princesa y tú mi salvador. Habrá hadas, duendes y dragones. Un libro de hojas doradas y un poco amarillas. Que sea de tapa blanda y enamoradiza.
Quizás sea de un  libro que se enamora de otro libro. ¿Pasarán ese tipo de cosas? ¿Y si cuando un libro nos parece malo es porque en realidad está enojado porque lo separamos de su amado que está en la biblioteca? 
Capáz hable de cosas ilegales y los protagonistas sean criminales. Van a consumir cosas que hacen mal y no les va a importar. Que salgan a la noche y hagan maldades por la ciudad. 
Tal vez escriba sobre adolescentes que pasan por la vida. Las amistades, el amor. Incluso podría hablar de las familias. El universo de cada uno y cómo todos se relacionan entre sí. 
O, si todo esto falla, es posible que solo escriba millones de títulos sin contenido alguno, porque es más fácil estar inspirado que tener ideas.

sábado, 28 de junio de 2014

Era 24 de agosto de 2011.

¿Cómo calmar a mi mente? ¿Cómo explicarme que no hice nada malo? ¿Cómo seguir?
Tantas cosas para hacer y tan poco tiempo, tan pocas ganas. ¿Para qué cambiar si todo va a seguir igual?
Es demasiado cansador y lo sé mejor que nadie. Pero ¿Qué son cuatro meses frente a siete años?
Llenarme de cosas que me hacen feliz. Hacer lo que yo digo. Yo sé que puedo. Si creo en tantas cosas de las que no tengo pruebas, ¿por qué no creer en mí?

miércoles, 25 de junio de 2014

Después de algunas botellas de whisky

Te extraño más de lo que puedo decir. Éramos todo y ahora somos solo un recuerdo. No puedo precisar cuándo. Ni por qué. ¿Qué pasó? ¿Cuándo nos volvimos una fotografía?
Te recuerdo todo el tiempo. Volví a fumar, porque el cigarrillo siempre fue una distracción. Pero hasta en ese momento pienso en vos. Porque eso es nuestro amor. Cenizas.
Pero si me hacías sonreír tanto. ¿Cuándo fue que empecé a pensar en vos con lágrimas en mi rostro?
No te das una idea de lo mucho que te necesito. Volví a dejar toda la ropa tirada en todas partes, y más de muchas veces me olvido de lavarme los dientes antes de salir. También son varios los días en que me olvido de salir. No me hagas hablar de mi pelo. Hace cuatro meses que no me peino. A vos te gustaba verme despeinada, y yo me peinaba para molestarte.
Pero ahora me dejaste. Me dejaste con mi pelo despeinado, que ahora me gusta a mí. Me dejaste sin tus camisas viejas que eran tan cómodas a la hora de dormir. Me dejaste esperando tus abrazos cada noche.
Lo bueno es que ya no me molesta el verano, porque de todas formas en invierno tampoco duermo abrazada a tu cuerpo.
Nada de esto importa. Yo solo quería saber la razón. Quiero asegurarme de que no tuve la culpa. A veces no duermo pensando que quizá el error fui yo. ¡Qué idiota soy! Si el que se fue fuiste vos. Pero tal vez te fuiste por mí.
No, no me cortes. Antes de dejarme hablando sola otra vez, jurame que no hay nadie más.

lunes, 23 de junio de 2014

Tan no me entiendo y converso desesperadamente

Me da miedo que la gente cambie. Me aterra que quienes me rodean ya no sean de quienes me rodeé. Prefiero que todos seamos quienes siempre fuimos. ¿Por qué cambiar?
Pero el cambio es bueno. Hace bien. Uno no puede ser siempre siempre igual. Lo igual aburre. Si siempre somo siguales, entonces nunca mejoramos.
¿Y cuando el cambio es para peor?

domingo, 22 de junio de 2014

Recordando recuerdos (Begin Again 2)

Hoy encontré recuerdos que había guardado hacía tiempo, y jamás me acordé de volver a mirarlos.
Hoy me deshice de recuerdos de cosas que era mejor no recordar.
Hoy me llené del presente, con lo mejor del pasado.
Hoy me siento más libre, porque ya no tengo tantas cosas que me retengan en ayer.
Hoy hice un cambio más.

viernes, 20 de junio de 2014

Begin Again.

Todos merecemos volver a empezar. Hoy me decidí a hacer cambios. Chiquitos, diminutos. No van a cambiar mi vida ni nada parecido. Se trata de reconstruir algunas cosas que están mal, de reiniciar mi mente.
Despué sde cuatro meses horribles, me decidí a dejarlos atrás. Y para eso necesito eliminar muchas cosas de mi vida.
Hoy ordené mis marcadores y cambié la apariencia de mi navegador. Al fin y al cabo, es de las cosas que más miro, y me pareció justo que yo no me recordara nada malo.
Me pareció también importante cambiar mi fondo de pantalla (el cual no cambiaba desde agosto del año pasado) y el color de mi barra de inicio. Se siente bien.

martes, 17 de junio de 2014

Hacé la cama por si viene alguno.

Lo veo cerrar los ojos y tragarse algunas lágrimas. No son de tristeza, sino de pena y alivio. "Fueron muchos años" dice alguien a quien no le veo el rostro. Todos ponen cara de circunstancia y recuerdan cada momento.
Yo, por mi parte, recuerdo su olor, sus manos y su cara de que nada estaba bien. Quizás nunca fue la persona ideal. Quizás tenía miles de defectos. Pero prefiero quedarme con lo bueno. Elijo recordar las tardes en mi niñez en las que estaba sola y ella me cuidaba. Recuerdo las noches en su casa en las que meenseñaba palabras que no podían repetirse en frente de mis padres. Recuerdo su comida que era como ninguna.
Qué lástima que no hayas sido todo lo que podías ser. No te preocupes, te voy a recordar en cada nota que toque con mis dedos de pianista.
Perdón, gracias, y estás disculpada. Todos nos equivocamos.

"La vida es una milonga, y hay que saberla bailar"

martes, 10 de junio de 2014

Gritos hundidos en medio de la soledad

Siento que todo sale tan mal. El mundo está en mi contra y no sé qué le hice. Hace ya cuatro meses que nada va bien. Y cuatro meses es un montón cuando estás sufriendo.
Cada día pasa algo distinto que no me deja seguir de pie. Y yo sonrío. Sonrío y digo que todo está bien. Digo que no necesito a nadie. Digo que no me importa. Intento crear una burbuja en la que las cosasbuenas pueden pasar, pero siempre algo la pincha.
Paso días enteros hablando como si nada y fingiendo todo. Espero horas eternas para llegar a casa y poder llorar sin nadie alrededor. No quiero que me vean porque es peor. No quiero decirlo porque en verdad nadie puede hacer nada. Porque en verdad, no hay nada que hacer.
Escucho respiraciones cansadas. Cansadas de vivir. Cansadas de que otros vivan. Escucho gritos de ansiedad. Ansiedad porque algunas cosas pasen. Ansiedad porque ciertas cosas dejen de ocurrir. Escucho llantos escondidos. Llantos de rabia. Llantos de tristeza y confusión pura. Escucho risas fingidas. Risas que dicen que todo esto pasará. Yo sé que sí. ¿Pero cuándo?

domingo, 8 de junio de 2014

Dame la mano y escuchemos Taylor Swift cada domingo a la noche.

"Dancing like we are made of starlight". 
Bailo sola en mi habitación y me doy cuenta de qué estoy hecha. Esoty hecha de un puñado de sueños que quiero cumplir. De positivismo ridículo, absurdo e irreal. De los pies a la cabeza, pura timidez y risas por lo bajo. Estoy hecha de razones para seguir viva, de ganas de sonreirle a gente que no conozco. Estoy hecha de esperanza, de una luz que dejo brillar cuando quiero.

"And I'll never be the same"
Porque cambié, y ya no voy a ser lo que fui nunca más. Pero tengo que aceptar quien soy y ser lo mejor de lo que puedo ser. Quizás debería aclarar las cosas en mi mente antes de intentar ponerle palabras a mis ideas.

"Tell myself it's time now, gotta let go"
Me lo digo demasiado y me escucho muy poco. Me aferro tanto a las cosas. Para mí todo objeto, persona, lugar, olor, sabor, todo es un recuerdo. De pronto mi vida se basa en los "buenos recuerdos" en lugar de los "buenos momentos". Y me olvido de disfrutar todo lo bueno de ahora, llorando todo lo malo de antes.

"Nothing safe is worth the drive"
Si no hay lucha antes de la victoria. Si no hay muchos libros antes de la inteligencia. Si no hay mucho llanto antes de la felicidad. Si no llueve antes de que salga el sol. Si no hay sudor antes de perder calorías. Si no hay sangre antes de que cure la herida. Si no hay peligro antes de la rebeldía. Si no hay una crisis de nervios antes de decidir qué ponerte. Si no te manchaste toda la cara antes de obtener un maquillaje perfecto. Entonces no fue gran cosa.

"Once upon a time, a few mistakes ago"
Me equivoqué tantas veces después de equivocarme con vos, que ni siquiera te recuerdo. Te quedaste hace muchos capítulos. Quisiste ser un personaje principal, pero para mí te convertiste en un extra. Lo tuyo en mi vida fue un cameo y nada más. Espero que me extrañes. Que a veces llores por mí. Y que sepas que no pienso en vos, más que ocasionalmente, sobre todo cuando necesito escribir sobre alguien que lastima sin pedir perdón.

"You almost ran the red 'cause you were looking over me"
Voy en el asiento del acompañante mientras cantamos a los gritos. Cantamos como si la calle fuera nuestro escenario. Me miras y sonríes. Me dices que te hago bien y que nunca vas a dejarme. Yo sonrío y no sé qué contestar. Canto más fuerte para romper la tensión. Me vuelves a mirar y vuelves a sonreír. Yo miro por la ventanilla y hago de cuenta que no me doy cuenta. Vuelves a mirar hacia adelante. Giro y te lo digo. Yo también te amaba.

"It's miserable and magical"
Si hay algo que sería el resto de mi vida, eso es adolescente. Porque es lo peor y lo mejor. Es lo blanco y lo negro de la vida. Porque es cuando aprendés a ser quien sos. Son esos años en los que las risas lo son todo, porque cualquier cosa en demasiado graciosa como para no reírse. Son los años en los que más lágrimas se derraman, porque todo es una razón suficiente para llorar. Es la etapa en la que comés de todo, y decís amar la comida, para después mirarte al espejo y gritarte que sos gorda y que nunca nadie te va a querer. Es un  momento de tu vida en el que querés estar con alguien que te abrace cada noche antes de irte a dormir, siempre y cuando no quieras salir con tus amigos a no dormir. Es esa época mágica y espantosa que muchos quisieran saltar; pero, para mí, es lo mejor que tuve y voy a tener.

"I can't say 'Hello' to you and risk another 'goodbye'"
Te llamaría antes de irme a dormir para nunca dormir. Te iría a buscar a tu casa y me quedaría con vos hasta el amanecer. Te escribiría mil cartas antes de partir. Te besaría hasta quedarme sin aire. Te abrazaría hasta aprenderme de memoria tu perfume. Pero tengo miedo. Tengo miedo de que no me atiendas el teléfono, y sea solo una llamda más al vacío. Tengo miedo de que no me abras la puerta, y sea una noche más que pase envuelta en frío. Tengo miedo de que no las leas, y mis palabras se conviertan solo en tinta que mancha un papel. Tengo miedo de que me apartes y me digas que no. Tengo miedo de no ser la fragancia que esperabas.

"With some indie record that's much cooler than mine"
Me escondo en mi habitación. Cierro la puerta. Enciendo la música y subo el volumen. No, no es por fanática apasionada de la música alta. No, no es porque tenga problemas para escuchar. No. No. No. Es para no escuchar los gritos de afuera, que se meten en mi cabeza y lastiman mi vida. Es para alejar toda la negatividad que hay en este mundo, para que no me consuma. Es para ser feliz.

"So I think that it's best if we both stay"
No necesito mil noches abrazados. No quiero que me beses todo el tiempo ni que me llames "princesa". Quiero que nos riamos de chistes que nadie entiende. Quiero que tiremos cosas en el supermercado y nos pidan que nos vayamos. Quiero que me ayudes a elegir qué ponerme y me expliques sobre los deportes que ves en la tele. Quiero que me despiertes con un té con leche y mi libro favorito, cierres la puerta de la habitación y me dejes. Quizás quiero solo eso. Un té con leche y mi libro favorito. Y no te olvides de cerrar la puerta e irte. No te olvides de irte.

"Right before your eyes, I'm aching" 
Y me ves llorar y sufrir y no haces nada. Te quedas ahí y me miras como si todo esto no fuera tu culpa. ¿No te das cuenta de que me estás haciendo mucho daño? ¿Qué más prentendes? ¿Hasta cuándo va a seguir esta locura de amarnos? Dejame irme. No me toques, soltame. ¿No ves que ya nada me aferra a esta mentira que vivíamos?

"We block the noise with the sound of 'I need you'"
Estamos en medio de esta enorme ciudad, tan solos y tan con nosotros. Pasan los autos y no importa. La gente nos empuja y dice cosas poco amables que no escuchamos. Tu pelo brilla como el primer día que te vi. Ni hablar de tus ojos. Casi miel, casi azules. Y tu sonrisa de costado que no cambió en estos 17 años. Ya me dijiste que estás casado, pero yo no te escuché. Yo te dije que tengo dos hijos, pero no me hiciste caso. Me agarras de la mano y me besas como antes. Como cuando estabamos juntos y nuestros besos no engañaban a nadie. Cuando no teníamos otros corazones que romper. Cuando podíamos tenernos sin culpa. Pero a quién le importa sentirse un poco mal con uno mismo, cuando se está tan bien con alguien más.

"Words, how little they mean when you're a little too late"
La palabras destrozan. Las palabras son las peores armas. Peores que cualquier cosa que te mate fisicamente. Porque una palabra, una frase, una oración, pueden marchitar cada parte de tu interior. Pueden hacerte sentir que sos lo peor que existe en este universo. Pueden lograr que odies a quien te las diga. De a poco, aprendo a elegir mis palabras con sabiduría, interpretando cuándo y a quién decírselas y a quién no. Porque hay cosas que vale la pena quedárselas para uno, y no seguir trayendo cosas horribles a este pequeño mundo.

"You had it figured out since you were in school"
Pasamos vidas enteras planeando qué hacer en esa vida en la que estábamos planeando que hacer en esa vida. Y nos olvidamos que la vida es una sola. Y que hay que vivirla con lo que nos ofrezca. Hay que saber que el futuro no está ganado y todo lo que tenemos es el hoy. Y hay que vivirlo dejando de planear cosas que lo más probable es que no pasen. Tenemos que hacer. Hay que hacer un futuro, no esperarlo sentados frente a montones de ideas y proyectos que nunca ponemos en marcha.

"Green eyes and freckles and your smile"
Me miras con tus ojos verde agua y se dilatan tus pupilas. Me sonríes con tu sonrisa de oreja a oreja y siento tu felicidad en cada parte de mi piel. Y te observo. Observo tu pelo despeinado y sedoso. Tus labios que poco a poco se acercan a mí y me besan. Tus manos, fuertes, que se entrelazan en mis dedos. Tus brazos, que me abrazan y me hacen sentir protegida. Tú, que eres todo lo que necesito.

"Break and burn and end"
A veces parece que es el final de la vida. Es como si todo nuestro mundo se derrumbara por una cosa. Y lloramos y no entendemos nada. Pero es mentira. Porque todo, siempre, lo bueno y lo malo, vuelve a empezar. Y todos tenemos derecho a empezar desde cero. Todos podemos arrancar las hojas usadas del cuaderno y reescribir cada parte en papeles en blanco. Todos tenemos que conseguir nuevos comienzos, empezando desde todo el tiempo.

viernes, 6 de junio de 2014

Hay olor a quemado y muchas cosas que no comprendo.

Pensé que todo estaba bien. Pensé que no te necesitaba. Pensé que ya lo había superado. Pensé que una vez que algo se iba, nunca volvía. Me equivoqué.
Fuiste mi refugio y mi abrazo en los días tristes. Fuiste mi salvación y mi sonrisa cuando me ahogaba en mil lágrimas. Fuiste todo lo que necesitaba.
Mi corazón había dejado de acelerarse, mis mejillas ya no se enrojecían, mis manos ya no temblaban, mis voz se escuchaba firme y decidida. Porque te tenía cerca. Pero te dejé y me alejé y ahora todo vuelve. Estoy volviendo a ser todo eso que había dejado atrás.
Hoy no soy quien quiero ser. Y mis ojos se llenan de lágrimas al pensar que fui feliz y lo dejé ir.
Hola, ansiedad. Nos queda mucho por vivir. Bienvenida otra vez. Sentite como en casa.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Tan vacía, tan discreta.

Sigo buscando respuestas a preguntas que nunca hice. Sigo encontrando sentimientos que en verdad nunca perdí. Sigo esperando algo sin saber qué es. 
Y en la oscuridad de un cuarto, te busco. Te busco pero no estás. Te desarmas entre mis brazos y no te puedo encontrar. 
Entonces lloro. Lloro y grito porque sé que vas a volver. Pero no me escuchas. Porque estamos lejos y ya nada nos une. 
Pero comienzo a extrañarte. Te extraño y me transformo en pedazos rotos de lo que alguna vez fui. 

domingo, 25 de mayo de 2014

Lo que nos unía no cambió.

Bajá la botella y hablemos. Le grité desde el otro lado de la habitación.
Levantó su mirada y sus ojos, llorosos, me suplicaron perdón. Ya era tarde. Ya no quería hablar. En algún momento había querido que todo fuera como había sido antes.
¿Antes de qué? No sé. Si siempre fue igual. En realidad nunca había querido volver a nada. Todo había sido una pesadilla. Y si me daba miedo soñarlas, ni me gasto en explicar mi temor a vivirlas.
Lo miré con pena y bajé mi mirada.
Quedate con la casa, después te llamo y arreglamos la tenencia de los chicos. Le dije mientras cerraba la puerta.

viernes, 23 de mayo de 2014

La esperanza triunfó.

Feliz Cumpleaños, antes de que me olvide.
Hace ya algunos años (perdí la cuenta, pero no importa) te conocí. Creí que sería una de esas "amistades" de hablar un par de veces, saludarse y ya. Creí que sería algo pasajero. Creí que eras alguien más.
El tiempo pasó y seguimos hablando. Tonterías. ¿Cuántos años tenés? ¿Qué hacés? ¿Cómo te llamás? ¿Dónde vivís? Nada importante.
No podría especificar cómo ni cuando pero de alguna manera terminamos haciéndonos reír cuando estábamos de mal humor. Nos enviábamos chistes tontos. Nos reíamos cada una por su cuenta, pero juntas. Empezamos a hablar de las cosas que nos ponían tristes, felices o simplemente de cosas que nos pasaban. Decidimos llamarlas "terapias". Porque eso era. Una terapia en la que ni la psicóloga ni la paciente estabamos cuerdas. Y nunca había una paciente estable.
Ahora juntas podíamos reír, llorar, hablar, molestarnos, pelearnos, emborracharnos, discutir tonterías, e incluso quedarnos en silencio.
No sé cómo ni por qué ni cuándo ni dónde ni quién ni con qué pero nos estábamos ayudando a vivir. Sin darte cuenta, me ayudaste a creer que las cosas pueden pasar. Las mejores cosas pueden pasar. De pronto me estabas ayudando a cumplir mis sueños, mientras vos cumplía los tuyos.
A veces, cuando te nombro en alguna conversación casual, la gente no entiende. ¿Cómo puedo ser amiga de una persona que nunca vi? ¿Qué puede haber hecho ella por mí? Es tan simple que nadie me cree: Me devolviste la esperanza.
Es muy difícil vivir en este mundo en el que nadie cree y todos intentan destruir los sueños de los demás. Y más difícil aun es encontrar en este mundo a alguien que te ayude a cumplirlos de todas las maneras posibles. Yo la encontré. Se llama Karen, y es la mejor amiga que existe.
Y hoy no es un día cualquiera. Hoy es tu cumpleaños. Yo no creo en saludar a la gente por su cumpleaños, porque por lo general no le digo nunca a nadie lo que siento. Pero con vos es distinto. Porque cada oportunidad que tenga para desearte lo mejor, la aprovecho.
Hoy quiero desearte todas las cosas buenas que te puedan pasar. Te deseo que aprendas muchísimo, que te encuentres, que encuentres las cosas que te hagan felíz, que estés rodeada de buena gente (vos sabrás qué hacer conmigo...), que recibas todo el cariño que merecés, que sonrías genuinamente como mínimo una vez al día, que llores las veces que sean suficientes para alejar a la tristeza, que tengas siempre a alguien en quién confiar (me ofrezco a hacer que esto se cumpla), que todos los días te despiertes con el pelo en buen estado (es cuestión de encontrar la felicidad en las pequeñas cosas), que nunca olvides lo buena persona que sos, que hagas los cambios necesarios para ser más felíz, que sigas siendo la niña que sos, que nunca dejes de jugar, que tengas la mejor vida que se pueda tener.
Todos los años te digo lo mismo, pero siento que nunca te lo digo lo suficiente: Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Y así hasta para siempre. Porque solo nosotras sabemos todo lo que vos hiciste por mí y nunca, ninguna palabra, ninguna acción, ningún regalo ningún nada va a ser suficiente. (Y por eso te pido disculpas). Gracias simplemente por tu amsitad. Porque es una amistad que conoce el significado de distancia, de luchar, de abrazos que nunca se dieron pero se sintieron más que los de la vida real, de risas que no se escucharon pero fueron más reales que cualquier otra, de lágrimas que no se vieron pero se compartieron como ninguna. Gracias por una amistad tan única y especial.
Nunca voy a dejar de desearte lo mejor.
Te adoro hasta el infinito ida y vuelta y un poco más allá.

lunes, 19 de mayo de 2014

¿El amor no se jugaba de a dos?

Te levantas y quieres irte.
Quedémonos entre las sábanas. No te muevas. No te vayas. No me dejes. Prometeme una eternidad. Dime que seremos para siempre. 
Entrelazamos nuestros dedos y cierro los ojos. No hay palabras que necesiten ser dichas. Te miro y me sonríes. Tu sonrisa me encanta.
Me abrazas y no necesito nada más. Me acercas a tí y es todo lo que necesito. El calor de tu cuerpo es suficiente para no dejar entrar el frío de la habitación.
Me levanto y me voy.

domingo, 18 de mayo de 2014

That's why I smile.

Después de una semana horrible. Después de un mes horrible. Después de un tiempo que ya no sé cuánto fue horrible. Después de todo, decido hacer una lista de cosas que me hacen feliz. Y me decido a ser feliz. A pesar de todo. A pesar de los días malos y las cosas terribles, quiero ser feliz. Quiero mirar hacia atrá en mi vida y darme cuenta que valió la pena vivir.
No me opongo a estar triste ni a llorar ni a pasar por malos momentos. Pero me opongo a arruinarme la vida. 

Me hace feliz:

  • La lluvia
  • Escuchar música que me gusta
  • Escucuchar covers que me gustan de canciones que no me gustan
  • Ver fotos de gente que quiero sonriendo
  • Descubrir canciones nuevas
  • Aprender letras de canciones
  • Aprender a tocar instrumentos
  • Tocar instrumentos
  • Caminar
  • Cantar a los gritos
  • Bailar mal
  • Actuar
  • Pintar con acrílicos sobre madera
  • Pintar con lápices sobre papel
  • Ayudar a otros
  • Hacer reír a alguien
  • Reírme sola
  • Estar con gente que me hace reír
  • Ver entregas de premios y que gane quien yo quiero (ya sé que no depende de mí, pero quería incluírlo)
  • Leer
  • Escribir
  • Terminar un libro
  • Empezar un libro
  • Comprar un CD
  • Escuchar un CD que nunca escuché (y que sea genial)
  • Los fines de semana
  • Estar en pijama
  • Quedarme en la cama hasta que ya no pueda seguir durmiendo
  • Recordar la existencia de algunas personas
  • Decir cosas que tenía guardadas
  • Recordar los sueños que cumplí
  • Ir a conciertos (y salir como si me hubiese pasado un camión por arriba)
  • Descubrir cosas (hobbies, artistas, lugares) nuevas
  • Merendar
  • Hacer planes 
  • Viajar
  • Cocinar (aplicable solo para algunos días)
  • Dibujar cosas sin sentido
  • Editar imágenes
  • Enseñar cosas sobre las que, en realidad, no tengo ideas
  • Los moños
  • Las trenzas
  • Los rodetes gigantes
  • Los labiales rojos
  • Los labiales fuccias
  • El delineador blanco
  • El olor a maquillaje
  • El olor a los teatros
  • El olor del jazmín
  • El olor de principios de primavera (cuando está terminando el colegio y los días son un poquito más cálidos)
  • El olor a estufa recién prendida
  • El olor a la comida de mi mamá (aplicable solo a algunas comidas)
  • Las bufandas
  • Las camperas de cuero
  • Las botas
  • Las camisas
  • Comprar ropa
  • Hacer regalos
  • Que me regalen algo solo porque sí
  • Las toallitas desmaquillantes (sí, porque la vida gira alrededor de las pequeñas cosas)
  • Los esmaltes
  • Combinar el color de mis uñas con la época del año
  • Las cosas de Tinkerbell (léase: cualquier objeto con la cara de Tinkerbell)
  • Ver películas que ya vi
  • Hablar con amigos
  • Los días de frío
  • Tener las manos congeladas
  • El sonido de mi guitarra recién afinada
  • Las versiones en vivo de las canciones
  • Las versiones acústicas de las canciones
  • Hilary Duff
  • Taylor Swift
  • Reacomodar mi cuarto
  • Sonreírle a alguien a quien quiero gritarle
  • Ponerme perfume
  • Ir a Zara (y salir con alguna bolsa)
  • Ver Friends
  • Ver Gilmore Girls
  • Ver Gossip Girl
  • Ver entrevistas de Ellen Degeneres 
  • Los vestidos
  • La gente apasionada
  • Soñar cosas lindas
  • Las frazadas
  • El chocolate
  • Las púas
  • Las medias
  • Las duchas de domingos
  • Las cremas (corporales, faciales y de las que se comen)
  • Jesse y Joy
  • Yoga
  • El té
  • Las tazas
  • Descubrir cosas que no me había dado cuenta

Prometo actualizarla cuando me entere de algo más.

sábado, 17 de mayo de 2014

Y cuando pienso en vos, sonrío.

Tenía miedo. Tenía meido porque hacía mucho que no te hablaba. Temía que no respondieras, o que no te importara. Temía que fueran palabras que quedaran en el aire y nunca llegaran a nadie ni a nada.
Esribí todo lo que quería, y lo envié. No había vuelta atrás, no había forma de arrepentirme. No había tiempo de nada. Mi manos temblaban y mi corazón latía más fuerte que nunca.
Eran palabras lindas, palabras de cariño y sinceras. Eran palabras que no me podía quedar, porque dicen que las palabras que no decís son las que más te persiguen. Además, me había propuesto apreciar más a la gente. Y vos, que hiciste tanto por mí, merecías como mínimo algunas palabras que te dejaran saber que no te olvido.
Y ahora no me arrepiento. No me arrepiento de lo que dije, ni de lo que me dijiste. No me arrepiento de haber confiado y dejarte confiar. No me arrepiento de lo que fuimos. No me arrepiento de lo que somos.
Yo sé que las amistades que duran para siempre son las menos. Y la nuestra fue de las más. Pero no importa. Porque lo que quedan son los recuerdos y lo mejor de las dos.
Gracias por haber sido tanto. Gracias por los recuerdos. Gracias por marcar una etapa de mi vida y por ayudarme a superarla. Te quedás en mí. Por siempre.

"Estás distinta" me dijo y no supe qué hacer. Fue mi culpa, lo sé.

lunes, 12 de mayo de 2014

One more mile to Jericho.

Después de tanto vivir y llorar y sufrir, se aprende. Se aprende que la vida es lo peor que nos puede pasar, pero que también es lo único. Que depende de mí hacer las cosas de una manera u otra. Aprendí también qu ehablando no se soluciona nada, que hay que hacer, y qu enadie va a hacer nada por mí. Aprendí que tengo que ser yo quien se rodea de la gente y que los demás nunca van a querer o dejar de querer estar conmigo. Aprendí que buscar ayuda en alguien más y esperar a que otro me salve es casi una utopía. Aprendí que en esta vida estamos solos y que todo lo que nos pase depende de nosotros. Aprendí que soy lo único que tengo, y lastimándome y odiándome no llego a nada, porque esta vida es una y mi cuerpo es lo más eterno que conozco. Aprendí a sonreírle al mundo cuando él intenta escupirme. Aprendí a ignorar los insultos y creerme los halagos. Aprendí a juntarme con quien me hace bien, y a sonreírle al resto. Aprendí que hay más historias detrás de una sonria que de una lágrima. Aprendí que si bien la vida es corta, es lo más infinito que vamos a conocer. Aprendí que nunca nadie va a pensar igual que yo, y que eso está bien.
Ahora, estoy aprendiendo a vivir. Porque al final, es lo único que importa.

viernes, 9 de mayo de 2014

Serás mi primer amor, y yo tu primera nada.

Cruzamos unas pocas palabras y te miré a los ojos. Intenté sonreirte, pero no te diste cuenta. Me viste irme sin decir adiós.
Creí que pasaba algo, creí que lo teníamos todo frente a nosotros. Pero qué ingenua. ¿Teníamos qué? Si nunca fuimos nada. Te veo irte con alguien más.
La miras, le das un beso y se van. Yo ya sabía que no tenía oportunidad, pero la esperanza nunca se acaba. Ya no importa. Estoy bien.

lunes, 5 de mayo de 2014

Cuando todo lo demás falla, cianuro.

Andate. Andate, si yo ya sé que no me querés. Andate con ella y mirala como me mirabas a mí. No me sigas mintiendo. Prefiero vivir en mundo gris y no en uno de fantasía. Porque con vos soy eso. Soy recuerdos que tu mente crea. Soy lo que siempre esperaste que fuera. 
No te procupes por mí, yo voy a estar bien. Alejate, no me toques. Ya encontraste a alguien nuevo a quien tocar. Tocala hasta que se gaste. Tocala hasta que te des cuenta que no se siente igual que yo. 
Y caundo te arrepientas de todo, espero que vuelvas. Que me pidas de rodillas perdón y que llores. Espero que llores por mí. Espero que me recuerdes y que no dejes de sufrir. Espero que cada vez que digas su nombre recuerdes mi rostro. 
Prendí el gas y cerré las ventanas. Si yo no puedo ser quien soy, nadie va a ser nada.

viernes, 2 de mayo de 2014

Only know you've been high when you're feeling low.

Y sigo estando sola, buscando una salida. Me ahogo en las lágrimas que no puedo derramar. Imagino cosas que no pueden pasar, pero son mejores que la realidad. Y escribo en forma de grito desesperado de auxilio.
No me animo a hablar, no me siento cómoda diciendo las cosas. Cada momento es un poco más el dolor que siento. Quizás no es que no me animo, sino que no tengo a quién decírselo. Porque a la gente no le importan los problemas de la otra gente. A mí sí me importan los de los demás, pero a nadie le importan los míos. No me parece que esté mal, pero a veces duele.
Voy dejando un poquito de mi tristeza a cada lugar que voy y sonriendo falsamente para disimular lo que soy.

jueves, 1 de mayo de 2014

Y pensaste que no me daba cuenta.

Me duele ser tu segunda opcion. Me duele que no me elijas. Me duele que me hables cuando es necesario. Me duele que no te des cuenta de lo que me pasa. Me duele que me ignores sabiendo que te ignoro. Me duele que no me llames como solías hacerlo. Me duele que hayas encontrado a alguien más que hace lo que yo no. Me duele que tengas una imagen tan errónea de la amistad. Me duele ser tu segunda opción. Me duele que no me elijas. Me duele que tenga que doler. Me duele la resistencia. Me duele la indiferencia. Me duele la situación.

Thanks for acting like you cared.

Hoy te escribo. Te escribo porque cuando te hablo no me escuchas. Te escribo porque es mi manera de mostrarme al mundo, y tú eres parte de mi mundo. Te escribo para contarte que por acá está todo mal.
A la noche lloro, pero sin lágrimas. Cuando lloro con lágrimas, se escucha. Y yo no quiero que me escuchen.
A veces ignoro a la gente y me quedo mirando a un punto fijo. Algunos piensan que es porque soy distraída. Yo sé (y ahora, tú también) que mirar a un punto fijo es la forma más fácil de aguantar el llanto.
Cada día me despierto con una noticia que me desarma un poco más. Cada cosa me hace un poco más débil y me dan más ganas de seguir mostrándome fuerte.
Evito estar a solas con la gente, porque cuando estoy sola con alguien digo cosas que en realidad no quería contarle a nadie. Supongo que todo eso me pesa acá.
Cada vez  me alejo un poquito más de todos porque cuando estoy sola nadie me cuenta las cosas horribles que pasan allá afuera.
La gente a mi alrededor me juzga. Me tachan de antisocial y piensan que no hago nada con mi vida. No me lo dicen, claro. Pero se nota en sus tonos de voz cuando me preguntan qué hago, qué voy a hacer, o si puedo ir.
Cuando digo que estoy sola, o que no puedo ir a algún lado, piensan que no quiero. Nadie se da cuenta de que en verdad no puedo, porque mi vida es un desastre.
Pero yo sigo acá, sonriendo. Sigo preocupándome por las vidas de los demás, y evito hablar de la mía.Sigo manteniéndome positiva, y haciendo todo lo posible para que las cosas malas no me lleguen.
Yo no necesito a nadie, por eso uso una puerta cerrada, un celular apagado y una obsesión interminable para alejarme de todos.

martes, 29 de abril de 2014

Me sacaste mi todo.

me vuelves a dejar y yo vuelvo a sufrir volvemos a llorar y no nos podemos ni mirar y volvemos a tomar pensando que así nos vamos a olvidar pero solo quedan en nuestras cabezas esas cosas que nos dijimos y en realidad nunca sentimos.
explícame qué hacemos acá si no nos amamos más si ya todo es rutina y nada me sorprende porque te volviste parte de mi vida y ahora que te quiero sacar todo es más difícil.
mírame una última vez y prométeme que es la última y que ya no volveremos a mirarnos y que las lágrimas se acabaron y prométeme que ya no volveré a penasarte prométemelo.

Somos lo que queda de este alcohol.

Una botella de whisky que no termino de tomar y algunos vasos vacíos que evidencian mis horas anteriores. 
Solo te quiero besar. 
Cállate y dime por qué nada es igual. Y mírame, dejemos de jugar. No soporto ya mirarte y no poderte ahora tocar.  

Mi libreta en la mesa, una lapicera a medio usar.
No es que me arrepienta, pero hablemos de regresar. No esquives mi mirada, no te quiero lastimar. 
Solo dame una respuesta y dejate ya amar

lunes, 28 de abril de 2014

Let love in.

Subo el volúmen de la música para no escuchar mis pensamientos. Canto a los gritos, porque es ese el momento en el que soy más felíz.
Me gusta hacer cosas que me hagan felíz. Me gusta no poder escuchar los gritos fuera de mi habitación. Me gusta que mi cabeza se apague por un rato y que solo se escuche el ritmo de las letras que no escribí pero que hago mías. Me gusta que seamos solo la música y yo, porque gracias a eso vivo. Me gusta estar sin gente, porque sé que nunca estoy sola. Me gusta saber que hay gente que sin saber que existo me ayudó más que los que "siempre están".
Y a veces, me preguntan por qué. Y yo no sé qué contestar. ¿Cómo le explicás a una persona que la gente no siempre es buena con otra gente? ¿Cómo ponés en palabras el hecho de que un montón de sonidos y letras combinadas te ayudaron a salir adelante y ser quien sos? ¿Cómo puede este mundo que no entiende de amar a los que están cerca entender sobre amor a los que no están fisicamente?
El mundo no está preparado para este tipo de obsesión.
Vayan, vayan a amarse entre ustedes que yo soy felíz en mi pequeño mundo. Si no es muy complicado, no me molesten, que algunos queremos ser felices.

Will you walk with me before the morning fades?

Quiero envejecer contigo esta noche. Que nuestras manos se encuentren a cada instante, y nuestras bocas no puedan separarse.
No necesito un para siempre ni mil promesas que no cumplirás. Quiero que me digas que seremos eternos, y que en mi mente quedarás.
Nos miramos otra vez y volvemos a empezar. Ya sobran las palabras, y la ropa está de más.
No te vayas. Espera. Quiero volverte a mirar. Saber que tu rostro de mi vida no podré borrar. Y ahora eres otro recuerdo que no quiero olvidar.

En mi mente sonaba mejor.

domingo, 27 de abril de 2014

Seamos la mejor versión de nosotros.

Vivimos buscando a quién imitar. Vivimos mirando a nuestro alrededor para ver a quién le fue mejor haciendo qué. Vivimos pensando en ídolos que nunca llegaremos a ser. Y nos olvidamos de nosotros.
Si tan solo miráramos más en nuestro interior y descubriéramos nuestros propios talentos en lugar de probar hacer lo que hace alguien más, todo sería más fácil.
¿Por qué vivir intentando ser alguien más en lugar de mejorar quienes ya somos? ¿Por qué no nos descubrimos a nosotros mismos en lugar de hacer lo mismo que otros?
Alguna vez en algún lugar que prefiero no mencionar, me dijeron que tenemos una esencia, y que es imposible cambiarla, pero muy fácil mejorarla. Y eso quiero hacer cada día. Quiero mejorar quién soy yo, y no parecerme a la mejor versión de alguien más.
A cada minuto me descubro y me fascino. Porque sé hacer cosas que no sabía, me interesan cosas nuevas todo el tiempo y aperndo sin parar algo distinto. Pero siempre yo. Porque el éxito de los demás es de ellos, y yo quiero uno propio.

Me conozco tanto, que sé que me voy a arrepentir de esta entrada. 

miércoles, 23 de abril de 2014

Yo soy más de la actuación.

Sí, a mí me gusta ponerme en el cuerpo de otras personas. Lo gracioso es que nunca supe bailar.

Como si supiera de lo que estoy hablando.

Porque cuando bailo dejo de ser humana. Me transformo un ratito en lo que quiero ser. Soy algo distinto. Todo lo que antes me preocupaba ya no está. Porque ahora giro y todo vuelve a empezar.
La vida se renueva y delante mío solo hay sueños y aspiraciones. Mis pies se mueven a un ritmo que desconozco. Mis manos me acompañan como si tuvieran vida propia. Y mi cabeza. Mi cabeza vuela.
Mi cuerpo está acá, dolorido y en movimiento. Mi mente está allá, relajada y en completa calma. A mi alrededor solo hay un mundo en donde mi única preocupación es lograr la postura correcta.
De pronto la música se detiene y todo vuelve a ser como antes. Delante mío, solo tareas y obligaciones. Mis pies, cuando no están fijos al piso, se mueven como los del resto de la gente. Mis manos apenas parecen reaccionar. Mi cabeza pesa, porque tiene demasiado en qué pensar. Mi cuerpo me duele y mi mente lo siente. Y ahora vivo con esas ganas de volver a girar.

domingo, 20 de abril de 2014

Sing Louder

Al final, me doy cuenta que solo quedan los buenos momentos, las risas, los silencios, las conversaciones sin pudor, las charlas a media noche y los verdaderos amigos.
El resto es pasajero y hay que vivirlo al máximo, porque son esos los momentos que solo existen mientras están pasando.
Por eso, a partir de ahora (sí, porque yo hago resoluciones de año nuevo cuando quiero porque puedo) me decido a vivir todo intensamente. A reír como si nadie me estuviera juzgando, a callar como si no tuviera nada que decir, a hablar sobre lo que quiera como si nadie fuese a recordarlo, a apreciar a la gente que tengo al lado con sus defecto y virtudes, a llorar con ganas y lágrimas como si el mundo se estuviese terminando, a sonrojarme por cualquier cosa como si nadie estuviese mirando, a sentir. A sentir todo hasta que duela, hasta que no se pueda sentir más.
A partir de ahora, me propongo vivir. Porque la vida es una sola, y no se puede vivirla con miedo a perderla.

Hoy, respondo la pregunta que tantas veces leí y siempre me retumbó en la cabeza. Yo prefiero un beso de cien segundos y no mil de un segundo cada uno.

sábado, 19 de abril de 2014

Seamos infinitos.

Era verano del '56. ¿Te acordás? La juventud corría por nuestras venas y nuestra cuota de sonrisas parecía inagotable. Nuestros dedos se entrelazaban mientras bailábamos al ritmo de Elvis. Cada canción parecía eterna. Apenas cruzábamos miradas porque la vergüenza era más poderosa que nuestro amor.
Amor. ¿Te acordás cuando le llamábamos así a todo? La alegría era cosa de todos los días y los problemas se veían muy distantes. Nos decíamos cosas de las que no entendíamos el significado. Pero estábamos seguros de que queríamos saberlo.
A veces me pregunto si aun te acordás de mí. Me pregunto si signifiqué algo para vos. Me pregunto si a veces pensás en mí como yo pienso en vos. Me pregunto si en algunas noches de insomnio te preguntás qué será de mi vida. Si es así, dejame contarte que encontré el verdadero amor. Soy casi tan feliz como lo fui con vos y no me arrepiento de nada, porque todo lo que fui me transformó en lo que soy.

viernes, 18 de abril de 2014

Nos miramos y nos dijimos y nunca amamos.

Tengo miedo de no enamorarme. Dijo ella con los ojos llorosos. Yo la miré como uno mira a un recién divorciado. ¿Encontrar el amor? ¿De qué hablaba esa pequeña niña que apenas había vivido?
Sí, de sentir cosas lindas por alguien y no querer que esas cosas lindas se terminen. Me dijo como si entendiera de lo que estaba hablando. Yo la miré como uno mira a un grande que se ríe genuinamente. ¿Cosas lindas? Claro. Cosas lindas. Es que nunca había amado.
El amor no es lindo. Le dije esbozando una sonrisa sobradora. Ella me miró como uno mira a un recién divorciado. ¿Que el amor no era lindo? ¿De qué estaba hablando esa niña gigante que apenas había vivido?
No, mientras lo vivís te lastima y cuando termina te duele. Ella me miró como un niño que descubre que El Ratón Perez son los padres. ¿Lastimar? Claro. Lastimar. Es que nunca había amado.

Te sorprende cuando menos crees

¿Qué pasó? ¿Qué es la vida? ¿Cómo se respira?
Estas son mis cosas favoritas, las que pasan sin que las espere. Son esas cosas por las que lucho y anhelo cada día, pero no siempre pasan. Sin embargo, cuando pasan se me llena la vida de felicidad, y me doy cuenta de que vale la pena esperar.
Y una vez más, la vida me demuestra que es increíble y que todo puede pasar.

jueves, 17 de abril de 2014

No me hiciste acordar. Ahora ya me olvidé.

Haceme acordar que te diga quién es.

No aceptas que los humanos cometan errores. Me dijo mirando hacia el piso, porque sé que mi mirada intimida. Giré mi cabeza y le hablé como uno le habla a la gente que le tiene pena. Le expliqué que los errores son cosas que uno no puede evitar, que lo que había hecho era una maldad. Trató de decirme que ahora quería repararla. Pero para mí ahora es demasiado tarde. Tuvo tantos años. ¿Ahora se viene acordar? ¿Por qué no se acordó esas noches en que tanto me hizo llorar? 
Yo ya no tenía tiempo para seguir escuchando excusas. Le pedí que se fuera y se negó. Se lo repetí hasta que la última lágrima hubiera caído. Ya no valía la pena discutir. Levanté mi vista y nuestros ojos se detuvieron. Ya no valía la pena discutir.

lunes, 14 de abril de 2014

Te dejé los buenos deseos en la mesada.

Porque nunca nada es suficiente. Porque ya no nos alcanzan las palabras para insultarnos. Porque nos miramos y ya no nos sonreímos. Porque no siento lo que sentí la primera vez. Porque no somos para siempre.
Por eso, hoy me voy. Te dejo lo mejor de mí. Te dejo mis discos y la licuadora. Te dejo mi colección de auriculares y mi guitarra. Te dejo mis libros y mis manías. Te dejo mi positivismo constante y mis ganas de odiar a todos. Te dejo mis tardes de meriendas y programas viejos en la televisión. Te dejo mi radio sin pilas que nunca supe usar. Te dejo algunos de mis zapatos y todas mis bufandas, que aun huelen a mí.
Espero que sepas que me voy con lo peor de lo que soy. Me voy con toda esa ropa incómoda que no combina demasiado. Me voy con el piano que nunca aprendí a tocar. Me voy con las viejas púas a las que se les salen los dibujos. Me voy con mi melancolía de los sábados a la noche, y mi computadora que sabes que me aparta del mundo. Me voy con mis viejos suéteres, y los pantalones de jean que usaba solo para ver a tus amigos. Me voy con los esmaltes que tan poco uso porque nunca me supe pintar las uñas. Me voy con tu indiferencia que duele y lastima. Me voy sin ti.

lunes, 7 de abril de 2014

¿Quince?

¿Cómo que terminó otro año? ¿No tengo ni un ratito más? Pero me quedaron muchas cosas sin hacer.
Como sea, supongo que no puedo volver el tiempo atrás. De todas formas, estoy orgullosa de mi yo de quince años. Felicitaciones. Felicitaciones por cumplir el sueño de todas mis yo anteriores. Felicitaciones por haber sido la mejor versión de mí que hubo. Felicitaciones por mantenerte positiva.
Y vos, yo de dieciséis, no te vuelvas una estúpida otra vez. No pierdas tu sonrisa. No dejes que ese chico te haga mal. No olvides todo lo que viviste y no pierdas la esperanza en todo lo que vas a vivir.
Llegaste hasta acá con la mayoría de tus sueños cumplidos, y eso es simplemente maravilloso. No abandones, y andá por más.
Yo confío en vos.

miércoles, 2 de abril de 2014

Entre fotocopias, libros y apuntes.

Yo estaba estudiando tranquila hasta que mi mente se puso a filosofar. Capáz descubrí el problema del mundo, capáz son pensamientos de una adolescente aturdida con cosas que pasaron hace miles de años y a nadie, nunca le interesaron.
Creo que el mundo no avanza porque estamos estancados en el pasado, fascinados por las cosas que hacían, por las revoluciones, las guerras, la manera en que lavaban las cabezas de los pueblos para que todos pensaran igual. Y admiramos cómo los caballeros peleaban y los reyes eran poderosos y adinerados. Y ni siquiera sabemos si era así. 
Sin embargo, sí sabemos que ni ser princesa debía ser divertido. Con el simple hecho de pensar que no había spray para el pelo, ni maquillaje o diseñadores importantes, deberíamos darnos cuenta que ser princesa era ser alguien más. 
Leemos libros que nunca nadie escribió, sino que eran cantos. Imaginémonos por un momento que alguien decidiera escribir en un libro todas las canciones populares de ahora para que futuras generaciones las estudien. ¡Qué lío se harían! Pensarían que nuestras vidas se basan en relaciones, drogas y alcohol. No estoy negando la realidad, pero hay que aceptar que algunas personas están fascinadas por cosas un poco más interesantes.
Mientras en el presente hay médicos, abogados, niñeras, profesores, músicos, escritores, reyes, adolescentes, soldados, niños que tienen muchos y niños que no tienen nada, entre mil cosas más, a algunos todavía les interesa el pasado. ¿Por qué, en lugar de estudiarla, no hacemos nuestra propia historia? ¿Por qué no nos enfocamos en hacer que el presente sea mejor, y dejamos de preocuparnos por lo que pasó antes? ¿Por qué no empezamos a tener pensamientos progresistas en lugar de tratar de adivinar lo que ya ocurrió? ¿Por qué me hacen leer el Cantar del Mío Cid, cuando hay escritores fantásticos acá y ahora que me encantaría descubrir? ¿Por qué no apreciamos más lo que tenemos y dejamos de buscarle la fascinación a la historia? 

domingo, 30 de marzo de 2014

Llueve y yo soy feliz.

Borro y escribo. Borro y escribo. 
¡Qué difícil es ser feliz! 
Yo no sé escribir con este tipo de humor. 
Pero quiero. 
Me siento tan hiperactiva. 
Siento que dentro mío hay una revolución de ganas. 
¿Pero qué estoy diciendo? 
¡Qué difícil es ser feliz! 
¿Qué se puede decir de la felicidad?
¿Cómo se expresa ese sentimiento de no necesitar nada más?
¡Ya entendí!
Es que cuando estoy triste es por una razón.
Pero a veces estoy feliz sin razón.
Y eso es lo difícil. 
¿Cómo voy a hablar de lo que me pasa si no sé qué es?
Solo sé que estoy feliz. 
Pero no sé por qué. 
Es tan poco lo que puedo decir. 
Sé que me hace feliz que llueva y haga frío. 
Sé que me hace feliz hacer las cosas que me gustan. 
Pero no sé cómo decir todo eso ocupando más de medio renglón.
¡Qué difícil es ser feliz!
¿Será por eso que la gente prefiere ser triste y enojada?
Para no tener que andar explicando cosas que no pueden explicar.
Si preguntan por qué estás triste, siempre podés dar una razón.
El problema es cuando te preguntan por qué estás feliz. 
Si hay una razón, todo es muy fácil. 
Pero ¡Qué ridículo sería decir que estamos felices sin razón!
¡Qué mal nos mirarían en la calle!
El mundo no está acostumbrado a ser feliz.
¡Qué difícil es ser feliz!
Yo soy feliz cuando me hago una trenza en el pelo.
También cuando me visto con ropa cómoda.
O, si es incómoda, que me gusta mucho. 
Me gusta ser feliz con cosas tan sencillas.
Le busco lo muy bueno a lo pequeño, porque es lo de todos los días.
No siempre pasan cosas increíbles. 
Alguno piensan que es conformismo.
Yo pienso que es la mejor forma de ver la vida. 
Porque siempre intento que me pasen cosas increíbles.
Pero mientras no pasan disfruto de las pequeñas.
¡Así sí es fácil ser feliz!

jueves, 27 de marzo de 2014

Los músicos están locos.

Espera. No te vayas. Terminemos la botella. Terminemos nuestra conversación. Quiero contarte muchas cosas. Estos cinco meses fueros difíciles. Extrañarte nunca es fácil. Te fuiste lejos. Podrías haber llamado.
En este tiempo no cambié demasiado. Sigo llorando sin saber la razón, me cuesta bañarme los domingos y tomé el hábito de fumar a la mañana. No te preocupes, nunca en ayuno. Por suerte ya no tomo como antes. Aunque confieso que no puedo dejar ese vaso de whisky antes de ir a dormir, ni mi botella de vino cuando me junto con alguien.
Me habías preguntado que si sigo componiendo. La verdad es que no tanto. Ya no me enamoro como antes y me cuesta escribir sobre otra cosa que no sea el amor. Pero no te angusties, sigo escribiendo, para no perder el hábito. Te escribí muchas cartas en este tiempo. Nunca te las envié, claro, porque no estaba segura de tu dirección, y todavía no le pierdo el miedo a los extraños.
Antes de que me olvide, todavía tenés una caja de ropa en mi casa. Quizás quieras pasar por allá antes de volver a irte. Mi casa sigue siendo un desastre. Sabés que dicen que si tu casa está ordenada, tu mente también. Bueno, mi casa es un desastre. Imaginate lo que es mi cabeza.

martes, 18 de marzo de 2014

Contando hasta 1000 de 10 en 10

Te miro. Tú miras a otro lado y no te das cuenta. Sonríes. Hablas con alguien y luego me miras. Yo bajo la cabeza y espero que no me notes. Porque si me notaras, te reirías. Y esta vez no podría ver tu sonrisa.
No me notas. Te das vuelta y hablas con alguien distinto. yo levanto mi cabeza y pretendo que no me importas. Hablo con alguien y sonrío. Quisiera que pudieras ver mi sonrisa.

lunes, 10 de marzo de 2014

Drunk (Quiero escribir sobre amor y termino hablando de realidades)

Ven. Ven y acuéstate a mi lado. Ya no digas nada. Juega con mi pelo y dime que me amas. El calor de tus manos ya no me quema. No sientas culpa.
Ven. Ven y acuéstate a mi lado. Ya no pienses en ella. Tómame la mano y dime que me quieres. El frío de tu pecho no congela. A mí no me importa.
Ven. Ven y acuéstate a mi lado. Ya no recuerdes cosas que no están. Bésame y quédate en silencio. La suavidad de tus labios no afecta mi personalidad. No tengas miedo.
Ve. Ve y acuéstate a su lado. Ya te olvidaste de mí. Mírame vestirme y yo te miraré irte. El dolor de este adiós no existe. Yo ya te olvidé.

domingo, 9 de marzo de 2014

3 meses. Una eternidad en tiempo de sueños.

Fueron solo tres meses pero me animo a decir que fueron los mejores tres meses de mi vida. No porque hayan sido completamente felices ni nada remotamente parecido. Fueron meses en los que me sentí triste, feliz, desorientada, sola, realizada, esperanzada, entre muchas otras cosas que no sé describir usando solo palabras.
Al principio me sentía un poco frustrada porque no iría a ningún lugar emocionante, ni tendría demasiadas salidas porque todas las personas con las que me gusta salir se iban. pero, al final, ser una loca de la computadora que no sale de su cuarto trajo cosas buenas.
Todo empezó un 15 de enero (no los tres meses, si no la época buena). Era una tarde normal y no esperaba que sucediera nada del otro mundo. A la noche me juntaría con unos amigos, hablaríamos sobre cosas que no tienen importancia, y después volvería a mi casa contenta por haber pasado una linda noche. Durante esa tarde no se me cruzó por la cabeza que ese podía ser el día en que mi vida cambiaría. Ya me había pintado las uñas y arreglado el pelo (a pesar de que faltaba mucho para irme) cuando empecé a enviar mensajes por internet. Toda mi vida creí que esos mensajes que enviaba se quedaban ahí, sin que el destinatario los leyera. Sin embargo, al poco tiempo ocurrió un milagro y mi vida dio un giro de 222º. De pronto, todas las voces que me dijeron "Ella no sabe que existís", "Nunca la vas a conocer", "¿Pero qué es lo que te gusta?", "A los 15 año no te va a gustar más", entre otro tipo de mentiras, se desvanecieron y solo quedamos ella y yo en este universo. Porque fue ese momento en el que supo que yo existo y que la amo como nunca nadie me amó.
Podría haber terminado ahí la felicidad. Pero no. Porque ella se encargó de hacer mi vida un poco más fantástica de lo que ya era. Al tiempo me habló. Hablamos y le dije cosas que nadie sabe que le dije y ella me contestó cosas que nadie sabe que me contestó. Y mi mundo giraba cada vez más rápido, porque ahora no solo sabe de mi existencia, sino que también sabe todo lo que hizo por mí sin darse cuenta.
Y después me habló otra vez y me dijo que la había hecho reír. ¡Y no se imagina cómo me hizo llorar de felicidad! Porque fui motivo de su sonrisa, y eso me hace más feliz que cualquier otra cosa en el universo.
Por eso, si bien no estoy a favor de tener que volver a la rutina y al colegio y al uniforme y a otras cosas horribles que implican los años escolares, estoy feliz de haber tenido las vacaciones que tuve. Estoy feliz de que en solo tres meses haya cumplido sueños que llevo conmigo hace años, y que todo el mundo me negó incontables veces que se haría realidad.
Una vez más me doy cuenta que mi positivismo y fe en mis sueños sí da resultado. Ya no me importa cuánto tenga que esperar para cumplir mis sueños, porque sé que el resultado vale la pena toda espera y esfuerzo.

sábado, 1 de marzo de 2014

Don't marry your Barry.

Corrió tan rápido como sus tacos se lo permitían. Su vestido blanco limpiaba el camino al pasar. El sol se reflejaba en el diamante que llevaba en su mano. Las lágrimas fueron poco a poco desapareciendo todo su maquillaje.
Después de tantas dudas, tantas idas y venidas, tantas despedidas y bienvenidas, lo había logrado. Ahora estaba lejos de él y de todo lo que tan mal le hacía.
Su corazón ya no le duele y su alma está tranquila. Su tacones se rompieron en el camino a su nueva vida. Su vestido blanco se ensució en busca de aventuras. Su anillo se perdió cuando ordenó sus sentimientos. Las lágrimas se secaron después de un tiempo.

domingo, 23 de febrero de 2014

Pensamiento momentáneo. Mañana se me pasa.

Estoy tan afuera de todo. Antes, creía que me dejaban afuera. Decía que los culpables de mi soledad eran los demás, porque no me querían por ser distinta. Incluso intentaba ser igual a todos. Nunca funcionó y siempre fui alguien de afuera. 
Ahora, soy distinta. Y cuando alguien se parece un poco a mí, me alejo. Supongo que se debe a mi egoísmo. A que necesito distinguirme, porque si no ¿qué me queda? Y así, yo sola, me alejé de todo lo que me hacía bien. Ignoré personas porque creía que era mi salvación. Callé mis opiniones porque asumí que a nadie le interesaban. Siempre creí que era la mejor forma de ser yo.
Hoy me replanteo si está tan bien. ¿Qué pasa si no quiero ser la chica callada? ¿qué pasa si me quiero enamorar de cualquier chico como todas las chicas de mi edad? ¿Cuál sería el problema si me parezco un poco más a todos, dejo que se muestre mi personalidad y ya no intento ser alguien? 
Quiero ser yo. Sin esfuerzos ni máscaras. 

viernes, 31 de enero de 2014

Aprendiendo a amar.

No entiendo, lo teníamos todo. Dijo con los ojos llenos de lágrimas.
Supongo que lo perdimos. Contestó como si ya no hubiese vuelta atrás.
¿Pero de un día al otro? Preguntó completamente confundida.
Sí, es el tiempo necesario para que todo se desvanezca. Anunció ya sin ganas de seguir intentando.
¿Y si en realidad solo necesitamos más tiempo para amarnos un poco más? Preguntó con una última gota de esperanza.
Quizá nunca supimos amarnos, pero este tiempo me sirvió para darme cuenta de que no quiero aprender. Dijo mientras cerraba la puerta y arrastraba sus maletas.

domingo, 19 de enero de 2014

Eres tan grande.

No distingues entre enojo y tristeza. Te crees superior que todos y piensas que el mundo está a tus pies. Dices cosas y no te das cuenta de que duelen. Y mucho.
Odio sentirme así y a la vez quererte tanto. Odio pensar que no puedo hacer nada para cambiarlo. Odio verte lastimar a todas las personas que amo. Odio no poder decírtelo, no solo porque sé que no te va a importar, sino porque no me animo.
Y tampoco puedo hablarlo con nadie más, porque tengo miedo de abrirles los ojos y destrozar todo. Tengo miedo de que todo termine por mi culpa.
Es que eres tan grande, pero tan poco adulto. Ya  no sé si no ves o si prefieres cerrar los ojos. Quiero gritarte "Basta" y dejar de llorar. Quiero que veas que lastimas a todos. Quiero que notes que todo lo que odias, es todo lo que eres.

viernes, 10 de enero de 2014

Hurts

¿No habíamos dicho que era para siempre?
Pero si hasta hace poco eras tan feliz. ¿Qué cambió?
Las cosas malas siempre le pasan a la gente buena. Y este tipo de cosas terribles le pasan a los ángeles, como vos.
Mi idea de amor para siempre se derrumbó.
Eras mi última esperanza y te la llevaste.
Supongo que algún día me dejará de doler.

jueves, 9 de enero de 2014

Hagamos las cosas bien.

Cállate. Tus palabras me duelen y no vale la pena sufrir en este momento. Ya no digas nada. Dejemos que esto se desvanezca frente a nuestros ojos. No luchemos ya por cambiar nada. Tú sabes mi verdad y yo sé la tuya. Apaga esa música romántica, y prende el televisor. Ya no queda nada que rescatar.
Nos sumergimos en nuestros gritos y ahora nos ahogamos en nuestro propio drama. Olvidamos tomarnos de las manos y recordarnos cuánto nos amábamos. Ahora los "te quiero" son de mentira, y no sabemos pronunciar "para siempre".
Teníamos un plan para dos que olvidamos compartir. En algún momento soñamos las mismas cosas, pero no nos despertamos a tiempo para hacerlas realidad. Hoy, que ambos abrimos los ojos, ya es demasiado tarde para todo. Sólo esperamos volver a dormir y rezamos por encontrar en nuestros sueños una razón para no seguir juntos. Déjame hacerte las cosas más sencillas. Si nos unimos por amor, entonces ya no hay nada que nos mantenga juntos.
Quizás no fue el destino quien nos unió, como solíamos pensar, sino nuestra desesperación y ganas de estar con alguien más. Fuimos demasiado rápido y nos tocó frenar de golpe.
Cierra esa puerta y no mires hacia atrás. Volvamos a empezar. Esta vez con otras personas. Sin nosotros.