jueves, 28 de noviembre de 2013

7 letras, 1 sonrisa.

No era tanto lo que pedía. Cumplirse sí se podía. Quizás me ilusioné demasiado. Con un amor que había terminado.
Es que ya no entiendo. Hago todo lo que puedo y no lo valoras. Estoy cuando necesitas, pero luego me ignoras. No sé qué debo hacer para que sigas pensando en mí.
Ya me conoces  sabes cómo es mi juego. Te digo que no aunque en verdad sí quiero. No sería tan difícil de entender, si más allá de mi sonrisa lograras ver.
Quédate un segundo, no te vayas. Hablemos sobre esto y que regrese la calma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario