jueves, 28 de febrero de 2013

Be fearless.

Ella decía que no tenía miedo. Ella contaba cómo era algo que nos llegaba a todos. Ella sabía que ibas a un lugar mejor. Ella sabía que merecía ese lugar mejor. A ella le importaban más los demás que ella misma. Ella se daba cuenta cuando algo andaba mal. Ella hacía lo que tenía ganas de hacer, porque sabía que la vida era una sola. Ella vivía sin miedos ni preocupaciones. Ella sabía a quién recurrir cuando algo estaba mal. Ella era un ángel sin alas.
Pero todo cambió, porque recibió sus alas y pudo volar. Se fue lejos y ya no la puedo encontrar. Me faltó darle un abrazo y agradecerle por lo mucho que me ayudó a vivir.
Y hoy, juro que por ella yo ya no tendré miedo. Cuando tenga que pasar, pasará.

Te busqué y no estabas ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario