jueves, 26 de diciembre de 2013

Noche de descubrirme.

Quizá no creo en el amor eterno.
Es que siento que todo en algún momento se desvanece. Y sobre eso escribo. Sobre cosas que terminan. Porque nada es para siempre.
Ningún sentimiento, ningún estado, nada. Nada dura más que un rato.
Quizá me equivoco. Equivocarse está bien. Así es como más aprendo. Eso también lo descubrí hace poco. Por ahora, me quedo con mis pensamientos oscuros. Algún día se me pasará. O no. Quién sabe.
Por otro lado, digo que hay ciertas personas a quienes voy a amar toda mi vida. Es que soy un mundo de contradicciones e ironías. Quizá en este punto me estoy equivocando. Nadie puede predecir el futuro. ¿O sí?
Tengo que dejar de hacerme preguntas e intentar comprenderlo todo.
Siempre es bueno descubrir una creencia nueva.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Cosas que dije una vez y solo yo recuerdo

Es un acorde. Es un sonido. Es una palabra. Es una letra. Es otra cosa.
No estoy acá ni allá. No me fui, pero tampoco estoy.
Pienso en cosas que nunca van a pasar. Imagino que ocurren situaciones que no son verdad.
No voy a decir que me transporto a otro mundo, ni que siento las notas correr por mis venas. No. Es otra cosa. No hay forma de describirlo.
Música. Vanguardia. Sin sentido.
¿Contexto busca palabras?

martes, 17 de diciembre de 2013

Ojalá se desintegre este amor.

No puedo ya mirarte con los mismos ojos ni amarte con el mismo amor. ¿Qué nos pasó? ¿Dónde se fue todo lo que alguna vez nos prometimos?
Te hablo, no me escuchas. Me respondes, yo te ignoro. La casa está más fría. Cada grito se lleva un pedazo de mi dolor, cada lágrima lo devuelve.
Y cuando me prometes un futuro mejor, cuando me miras a los ojos y prometes amarme, cuando sonríes al hablar, cuando cuentas historias al azar, ya no te creo. No creo lo que dices. Es que te conocí demasiado y entendí que no eres quien me mostraste en un principio.
Todo se fue y ahora solo nos queda esto. La mentira, el dolor, la resistencia. Resistimos por miedo a la soledad ¡Tontos los dos! 
Tontos por pensar más en la mirada de los demás que en nuestros sentimientos. Tontos por no admitir todo lo que nos está pasando.
Hoy, junto mis cosas y me voy. Porque no resisto más. Porque me cansé de mentirte y que me mientas, de gritarte y que me grites, de hablarte y hallar tu ausencia.
Y, si el destino quiere, algún día nos volveremos a encontrar, te preguntaré cómo estás y me dirás que formaste una familia. Pero nunca amarás a nadie como me amaste a mí. Yo, por mi parte, te diré que nunca te pude olvidar. Porque es verdad. Nunca te podré olvidar.

martes, 10 de diciembre de 2013

¿Happy New Year?

Supongo que para algunos estamos a mucho tiempo del año nuevo, pero, para mí, falta demasiado poco. Siempre me da tristeza y melancolía que termine un año, sobre todo cuando es bueno. Se lo atribuyo a mi miedo a lo desconocido, a no saber qué vendrá, a que el año que viene sea el peor año. Siento que todos los años que vendrán van a ser los peores años, pero me vasta vivirlos para darme cuenta que todos tienen cosas buenas que no me permiten llamarlos "el peor". Sin embargo, para darme cuenta de esto, necesito reflexionar. Reflexiono sobre cosas que hice este año. Y, en el 2013, sin duda, conocí.

Conocí personas personalmente. Sí, gente que ya conocía, de la que sabía toda su vida, pero nunca había tenido la oportunidad de saber que eran reales. Nunca los había tenido a unos pocos metros de distancia (¡ni abrazado!). Sin duda, este punto hizo de mi año uno de los mejores que viví hasta el momento.


Conocí lugares. Por primera vez, planeé el viaje de mis sueños. Fui a los lugares que siempre quise ir. Tuve ante mis ojos los paisajes en los que siempre imaginé pasando el resto de mis días. Con sus altos y sus bajos, sus desilusiones y fantasías cumplidas, fue la mejor experiencia de mi vida y no la cambiaría por nada.






Me conocí a mí. Conocí más mis gustos, lo que me gusta hacer y lo que hago bien (y lo que hago mal, también). No es menos que los puntos anteriores, porque creo que conocer quién soy es lo más importante que puedo hacer en mi vida. Quiero seguir conociéndome cada año, pero el 2013 fue un completo descubrimiento.

Conocí universos ajenos. Mi autor preferido dice que cada persona es un universo. Yo concuerdo completamente. Cada persona es mil mundos en uno, y forma un universo personal, con credos, experiencias y hasta idiomas propios. Este año me di el tiempo de conocer otros universos además del mío. Sí, a veces me olvidé de volver a casa y eso nunca es bueno, pero, la mayoría del tiempo, trajo resultados positivos. Positivos para los demás, pero gracias a mí. Así lo sentí yo. probablemente, si pudiéramos hablar con otros universos, dirían que les hizo bien, pero no fue gran cosa. Porque no lo fue. Pero a mí me hizo bien saber qué piensan otras personas. Saber qué hay detrás, básicamente.

Después de todo esto, puedo decir que fue un año de sueños cumplidos. Pude conocer los lugares de mis sueños, pude escuchar en vivo a varios de mis músicos favoritos y pude conocer a la persona que tantas sonrisas me regaló a la distancia.
Por ende, también aprendí a nunca rendirme, porque ahora sé que si lucho por lo que quiero, tarde o temprano las cosas suceden.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Y tan tranquilamente podría estar hablando de mí.

Ella hace cosas que no quiere porque la obligan. Ella se siente presionada frente al mundo. Ella sonríe y dice que todo es gracioso. Ella llora encerrada porque las lágrimas no tienen lugar en la sociedad en la que vive. Ella dice que tiene sueño para evitar sus problemas. Ella no entiende que los demás son todos iguales. Ella no reconoce sus habilidades. A Ella no le gusta cualquiera, pero pretende gustarle a todos. Ella se somete a lo que le dicen que haga. Ella no habla por miedo al qué dirán. Ella se esconde, porque prefiere que el mundo no vea el monstruo que, según Ella, es. Ella se limita. Ella se corta sus propias alas y no se permite volar. Ella pretende ser igual al resto, ocultando las diferencias que la hacen única. Ella siente mucho y no lo demuestra. Ella piensa que todo es ridículo. Ella ya no le encuentra el sentido a la vida. Ella no se da la oportunidad de mejorar.
Todo va a estar bien.
One day.

viernes, 29 de noviembre de 2013

You just feel used (Conversaciones desesperadas 5)

Me dijo que a mí también me usan y no me doy cuenta, ¿qué quiso decir?. Eso: que sos una estúpida y no te das cuenta. Tenés razón, y lo peor es que no darme cuenta de que me dijo que soy una estúpida me hace más estúpida, es bastante irónico. ¿Irónico? No, simplemente sos una estúpida y punto, no hay ninguna ironía en eso. Pero es mejor pensar en las cosas como ironías y no como realidades de la vida. Ese es tu problema,no ves nada como una realidad, todo lo transformas en un juego o en algo positivo y no todo en la vida tiene que ser así. Pero es la forma más fácil y linda de ver las cosas. Estoy de acuerdo, pero no todo en la vida es fácil o lindo. Porque nadie hace que las cosas sean fáciles y lindas, yo sí. No, es porque la gente vive en la realidad, y no metida en una burbuja de fantasía como vos.

La dejé ganar.

jueves, 28 de noviembre de 2013

7 letras, 1 sonrisa.

No era tanto lo que pedía. Cumplirse sí se podía. Quizás me ilusioné demasiado. Con un amor que había terminado.
Es que ya no entiendo. Hago todo lo que puedo y no lo valoras. Estoy cuando necesitas, pero luego me ignoras. No sé qué debo hacer para que sigas pensando en mí.
Ya me conoces  sabes cómo es mi juego. Te digo que no aunque en verdad sí quiero. No sería tan difícil de entender, si más allá de mi sonrisa lograras ver.
Quédate un segundo, no te vayas. Hablemos sobre esto y que regrese la calma.

lunes, 25 de noviembre de 2013

My stupid mouth speaking now.

Hace un tiempo dije haber aprendido que las palabras duelen y prometí pensar antes de hablar.
Después de haber vivido y pensado después de hablar millones de veces llegué a la conclusión de que en realidad no.
No tiene consecuencias muy graves, solo un par de noches sin dormir, o despertarme con el corazón agitado. Por pensar de más.
Mientras tanto, siento una terrible angustia, un nudo en el pecho y la cabeza más pesada de lo normal.
No sé si es justo o si me lo merezco, pero supongo que habré hecho la suficiente cantidad de cosas mal como para que esto me pase a mí.
Lo peor es que nadie entiende lo mucho que me duele. Ni porqué me duele tanto. No es la culpa, es que me fallé a mí misma.
Me avergüenzo de mí y no me arrepiento.

domingo, 3 de noviembre de 2013

Me olvidé de mí.

A principio de año dije que este año no iba a contarle nada a nadie. O mejor dicho, que contaría lo mínimos indispensable sobre mi vida. Creí que era la mejor forma de no molestar. Ya que descubrí que a nadie le importa lo que tengo para decir, mejor no decirlo.
Sin embargo, estamos en Noviembre y me guardé demasiadas cosas desde Enero. Vengo forzando sonrisas desde el principio. Vengo haciendo sonreír al resto desde que tengo memoria. ¿Y yo?
¿Qué pasa con mis emociones, mis sentimientos, mis alegrías y mis tristezas? ¿A quién le importo? No es tanto el hecho de saber que no le importo a nadie más, si no saber que no me importo a mí misma. Ya no me miro al espejo, porque sé que no hay nada bueno para ver. Ya no me pongo a pensar en lo que siento porque sé que no voy a descubrir nada emocionante. Ya no pienso en lo que me pasó durante el día porque sé que es un motivo para llorar.
Cuando hablo con la gente, lo hago ver como que "no me importan las cosas" o "no me preocupo", o incluso "el pasado es pasado". Pero no es así. Es simplemente que no me importo yo, me dejé de interesar.
Claro que está bien interesarse por el prójimo y tratar de ayudar. Pero supongo que no debemos olvidarnos de nosotros mismos, porque es ahí cuando dejamos de ser.
Dejé de ser quien soy. Es eso. Me inventé un personaje y me lo creí. No hay vuelta atrás. Vivo en mi propia mentira.

jueves, 10 de octubre de 2013

Me, my fears and my sadness

Aparentemente soy el tipo de persona que dibuja sonrisas en rostros ajenos.
Es que siento que la gente feliz no se da cuenta cuando otra gente no lo es. Por ende, si todos a mi alrededor están felices, no van a notar mi tristeza. Y eso parece ser bueno. Parece que me gusta tragarme todo lo que siento. Y no decírselo a nadie. Porque mis tristezas son mías, y al mundo no le importan. 

sábado, 28 de septiembre de 2013

FELIZ CUMPLEAÑOS.

A lo largo de mi vida conocí personas increíbles. Personas que me hicieron olvidar a otras personas. Personas que me hicieron feliz. Personas que me hicieron reír. Personas que valió la pena conocer. Personas que hicieron algo por mí. Sin embargo, cuando miro atrás me doy cuenta que la mayoría de ellas llegaron demasiado tarde o se fueron demasiado temprano. pero hay una que siempre estuvo ahí, desde el principio; desde que todo estuvo bien, pasando por el derrumbe y hasta volver a la normalidad. Y esa sos vos.
Sé que cada año escribo esto con la seguridad de que no vas a leerlo, pero no me importa. Porque sos parte de mi vida y siento la necesidad de, una vez al año, dejarte saber lo importante que sos para mí. Aunque en realidad no lo sepas. O sí, porque sabés que miles de personas alrededor del mundo te aman y una de esas soy yo. Me conformo con que sepas de ese modo que existo.
En esta fecha siempre me acuerdo cuando te conocí. Yo tenía 6 años y estaba apenas empezando la primaria. Por alguna razón se me ocurrió que eras mi ídola. Supongo que porque me parecía que eras linda. O porque me gustaba tu voz. O más probablemente porque estabas en Lizzie McGuire y era de mis programas favoritos. A los ocho mi obsesión creció y tenía una página donde hablaba de vos y subía tus fotos y me sentía feliz. Allí conocí más personas increíbles, pero que, como siempre, ya se fueron. Durante esa época todos me decían que se me iba a pasar la locura cuando cumpliera quince años. No sé en qué estaban pensando. En abril de este año cumplí los quince y hoy, con quince años y casi seis meses, te sigo amando incluso más que el primer día.
Hoy, no puedo imaginarme una vida sin vos. No imagino levantarme cada mañana y pensar en alguien que no seas vos. No imagino no comprar CD's con tus voz. Simplemente no puedo. Sos parte de mí. Sos quien está siempre y quien no quiero que se vaya nunca.
Cada 28 de septiembre me pasa lo mismo. Me pasa que no puedo creer lo grande que estás. Es cada año lo mismo. Ya son 26. Veintiséis años de simpatía. Veintiséis años de carisma. Veintiséis años de bondad. Veintiséis años de talento. Veintiséis años de belleza. Veintiséis años de ser única. Veintiséis años de la creación del color de ojos más lindo. Veintiséis años del nacimiento de la sonrisa más perfecta. Veintiséis años y un matrimonio. Veintiséis años y un hijo. Veintiséis años y más de 6 discos de estudio. Veintiséis años y más de 20 películas en las que participaste. Veintiséis años y más de 10 participaciones en televisión. Veintiséis años y más de 20 premios ganados. Veintiséis años y dos fragancias. Veintiséis años y tres libros escritos.  Por que un día como hoy, pero hace 26 años, la Tierra conoció a la perfección.
A veces siento que no te agradezco lo suficiente todo lo que hacés por mí. Y sin darte cuenta. Gracias porque cuando tengo un mal día es siempre tu voz la que está en mi cabeza. Gracias porque cuando me aburro son tus fotos las que miro y me hacen sonreír. Gracias porque nunca me dejaste. Gracias por existir. Gracias por ser es ser más increíble que jamás conocí. Gracias por devolverme la fé. Gracias por enseñarme a no parar. Gracias por ser el mejor ejemplo a seguir que pude haber conseguido. Gracias por seguir siendo vos. Gracias por crecer y madurar, pero nunca cambiar. Gracias por dejarme ser parte de tu vida. Gracias por ser parte de la mía. Gracias por alegrarme. Gracias por enseñarme a mantener la esperanza, porque no importa cuánto tarde, tengo que creer en mí misma y volaré. Gracias por tu música. Gracias por tu sonrisa. Gracias por el brillo de tus ojos. Gracias por tu perfecta imperfección.
A mí, por lo general, los cumpleaños no me interesan. Ni un poco. Pero el tuyo es distinto. El tuyo es el día en el que te recuerdo cuánto te amo. Es el día en el que me recuerdo por qué sos mi ídola. El día en que se celebra un año más de tu existencia. Y eso no es poco. Porque hace 26 años llegó un ángel al mundo, y la llamaron HILARY DUFF. 

viernes, 20 de septiembre de 2013

Overthinking

A esta altura de mi vida todavía no me di cuenta de la importancia de dejar de pensar. Dejar de pensar en el pasado, sobre todo. Dejar que las cosas malas del pasado se queden allí.
Es tan fácil escribirlo; suena casi posible.
Pero acá estoy, recordando todo lo malo que me pasó aproximadamente desde que nací.
¿Por qué no puedo olvidarme de todo y concentrarme en lo bueno que me está pasando ahora?
Es imposible. Nada me hace olvidar, todo me lleva al mismo lugar.

martes, 10 de septiembre de 2013

No callo tu tristeza

Ella escribe en un pequeño cuaderno. Ella no tiene dónde ir. Ella no sabe dónde está. Ella no llora porque tiene miedo. Ella no habla porque nadie la escucha.
Sus padres se preguntan qué habrán hecho mal. Ella se pregunta lo mismo.
Ella se hecha la culpa y no llora. Ella se traga sus palabras y allí se queda, sin saber la verdad.
Ella no sabe todo lo que yo sé porque nunca me lo dijo. Yo lo veo en sus ojos, en su forma de expresarse, en su manera de vivir.Ella no sabe lo mucho que me afecta verla así porque yo nunca se lo dije.
Yo quiero ayudarla y no me animo. Quizás por cobardía, por miedo de empeorar las cosas. Todavía no sé muy bien cuándo es el momento de decir las cosas. Tengo miedo de esperar un poco más y que las cosas exploten solas, pero a la vez tengo miedo de entrometerme ahora y ser la culpable de todo.

domingo, 16 de junio de 2013

Suspiro porque me sobra tanto aire.

Risas que no escucho porque por dentro no dejo de llorar. Palabras que no digo por miedo a que me rechacen una vez más. Sueños que no cumplo porque no soy lo suficientemente fuerte. Cosas que escribo porque a veces necesito descargar.

Ser triste.

Me duele la garganta. Es como un nudo. Me arden los ojos. Siento que algo quiere salir y no puede. Me muerdo los labios. Es para evitar que se me salgan las lágrimas.
Y es que hace tiempo, y no sé muy bien por qué, siento esto. Siento angustia. Siento que quiero llorar. Y es todo el tiempo. Sin razón aparente.
Quizás no sean lágrimas, si no palabras. Palabras que me guardo porque no se las quiero contar a nadie. Y entonces se me escapan de la forma más fácil.
Tampoco es en cualquier momento. Ya aprendí a controlarlo. Es cuando estoy sola. Es que no me gusta que me vean llorar. El problema es que se me nota. Mis ojos se ponen vidriosos y comienzo a morderme los labios. Mi voz se pone temblorosa y mis palabras son más frías.
Empiezo a pensar que la razón de todo esto puede ser lo sola que estoy. También puede ser que la única persona con quien quiero estar, no está.
Quizás algún día se me pase. Y, si eso no sucede, seré triste de por vida. Ya ni siquiera me preocupa.

jueves, 23 de mayo de 2013

Para: una extraña.

Hola. Quería empezar presentándome. Soy Rocío, y hace 15 años nací. Sin embargo, hace sólo 4 años empecé a vivir. ¿Por qué? porque antes nadie me escuchaba, a nadie le interesaba, nadie pensaba realmente en mí. Y, claramente, a mí nadie me interesaba, y nadie me importaba y no tenía demasiadas ganas de escuchar a nadie. Pero mira si será bella la vida, que te trae personas cuando menos crees. Conocí a un ser increíble. Una persona que finalmente entendía mis locuras. Una persona con quien podía pasar horas hablando y no bostezar una sola vez. Una persona que me hacía reír cada medio minuto. Una persona que alegraba mis días cuando parecía que todos querían entristecerlo. Una persona que arreglaba mis alas cuando todos las destruían. Una persona que no le importaba mi nacionalidad, ni mi edad, ni mi aspecto, sólo quería hablar un rato. Una persona que me levantaba cuando todos me tirabas al piso. Una persona que no podía ver, ni tocar, pero no tenía dudas de que estaba allí. Una persona a quien recurrir en cualquier momento. Una persona que confió en mí y me dejó confiar en ella. Una persona que hizo las cosas más locas por mí. Una persona que con el tiempo se convirtió en la única persona que valía la pena en mi vida. Una persona especial. Una persona que no es persona. Una persona que es un ángel. De esas que no se ven por todos lados. Y ese día todo cambió. Desde ese día soy feliz. Desde ese día sé que puedo confiar en alguien y que alguien confía en mí. Esa persona hoy cumple años.
Por ser todo lo que es, y por hacer todo lo que hace, hoy le quiero desear un "feliz cumpleaños". Esa frase que siempre retumbó en mi cabeza y que cada vez que me la dicen, me pregunto qué me estarán deseando. Bien, yo le deseo:
que este año de vida que comienza sea mejor que el anterior, y peor que el próximo.
que todo lo que ahora esté mal, con el tiempo se ponga bien.
que no haya razones para derramar lágrimas.
que encuentre mil momentos adecuados para ser feliz.
que no deje de reír.
que todos sus sueños se hagan realidad.
que esa luz que tiene dentro nunca jamás de los jamases se apague.
que nadie, pero nadie, la hiera.
que los amigos falsos se vayan, y que los verdaderos permanezcan.
que logre todo lo que se proponga.
que cometa errores de los cuales pueda aprender.
que tenga algunas tristezas, para disfrutar más a pleno la alegría. (sólo algunas, tampoco que ande llorando por los rincones)
que sea feliz.
¿Por qué tantos deseos? porque los merece. Porque es la mejor persona que conocí en toda mi vida. Porque ojalá todos puedan encontrar a alguien que está en todo momento, alguien que no falla, alguien divertido, alguien que te escucha, alguien que confía, alguien como ella.
Sé que lo hago lo más seguido que puedo, pero siento que esta es una fecha especial para también agradecerle. No voy a hacer una lista enorme de cosas por las que le agradezco, porque entonces para cuando termine de leer esta carta, ya no será su cumpleaños. Hizo demasiadas cosas por mí. Hizo cosas que nunca nadie había hecho, y por eso le agradezco eternamente. Pero hay algo que no puedo dejar de señalar: me hizo creer en los sueños. Me demostró que si realmente quieres algo, lo consigues. Me enseñó que los sueños pueden ser rápidamente una realidad. ¿El secreto para lograrlo? una amiga como la mía. Por todo eso y más, gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias. (son 23...)
Sé que quizás esta carta no es nada comparado con todo lo que ella hizo por mí, pero a veces siento que lo único que tengo para darle son mis palabras y mi amistad. Por eso quiero dejarle claro que ante cualquier problema que la vida le presente, o si de pronto pareciera que todo está en su contra, si piensa que a nadie le interesa, que nadie la escucha, que nadie piensa en ella, o si necesita a alguien que entienda sus locuras, alguien con quien pasar horas hablando, alguien que la haga reír y alegre sus días (espero), alguien que arregle sus alas, alguien a quien no le importe nada, y sólo quiera hablar un rato, alguien a quien recurrir en todo momento, alguien en quien confiar y que confíe en ella, espero que piense en mí. Espero que no dude en enviarme un mensaje antes de dejar escapar la primera lágrima, o la primera risa. Espero que sepa que hay alguien en un lugar muy lejano del mundo que piensa en ella más que en cualquier otra persona. Espero que sepa que una persona a quien no puede ver ni tocar la adora con la vida y no le desea más que felicidad y cosas buenas.
Feliz cumpleaños, Karen (alias Bitch.)

"Si me regalan el futuro no lo quiero sin ti"
"Estando juntas mi mundo se llena de luz, lo mejor de mi vida eres tú"
"Me voy de fiesta si quieres ir, de Buenos Aires hasta México, y sin dormirnos acabar con París"
"Alguien que tan sólo es la voz, la letra y nada más"
"Soy quien vino a hacerte sonreír, quien vino a ser parte de ti, una loca extraña"
"Aunque tal vez nunca te vi, yo sé que vivo para ti"
"Abraza tus historias que también han sido mías, los sentimientos, los momentos en el tiempo"
"Me quieres aun cuando yo me olvido. Dividimos las lágrimas sin miedo a testigos, porque sé que en el fondo sentimos lo mismo"
"Por vivir juntas la vida, por curarme la migraña, porque aun siento yo una extraña sentimos lo mismo"
"Porque en esta historia me has acompañado, porque si me escuchas yo voy a tu lado"
"Me quedo en silencio y tu callas mi alegría"
En mí corazón te volverás eterna. 

martes, 14 de mayo de 2013

Un simple favor.

Risas que no escucho porque por dentro no dejo de llorar. Palabras que no digo porque prefiero callar. Besos que no nos dimos porque preferimos ocultar que a pesar de todo no nos dejamos de extrañar. Y todas esas veces que evité mirarte porque se me hace más fácil tan sólo imaginarte. Y aquellos momentos en los que me faltaste hasta que me acostumbré a ya no buscarte. Todos están en mi memoria, y cada vez que una puerta se cierra vuelven a mí y me atormentan. Y cuando intento dormir, no dejo de pensar en ti. Si tan sólo salieras de mi mente un rato, sería más fácil para mí vivir.

Sintiendo tus caricias cerca o en la lejanía.

A veces no lo notas pero tu indiferencia duele. Quizá no lo dejo ver pero que me ignores me hiere. Como un puñal te clavas en mi piel y hoy no dejo de pensar que esto no nos puede estar haciendo bien. Y todos me dicen que ya te deje ir, pero no es lindo estar sin ti.

lunes, 13 de mayo de 2013

La cama no está mal.

Tantos amigos perdí en tan poco tiempo. Tantas lágrimas te dediqué desde tu partida. Tantas risas extrañé desde tu última visita. Me gustaría hablarte y que no me ignores. Me gustaría que contaras conmigo como solías contarme tus problemas. Me gustaría poder ayudarte. Me gustaría que lloremos juntos como solíamos hablar cada día. Y ahora dime dónde se fueron esas horas que pasamos sin pensar en nadie más. Y dime dónde fueron esas frases tan bonitas que decíamos al azar, y hoy le dices a alguien más. Esas que me lastiman. Aunque no lo creas, hoy no dejo de llorar.

Plan B

Y viendo la vida pasar, me doy cuenta que para ti siempre fui una más. Nunca fui tu primera opción y nunca lo seré. Es triste saber que no digo otra cosa más que la verdad.

sábado, 27 de abril de 2013

15

I take a deep breathe and I walk through the doors. It's the morning of my very first day. I say "Hi" to my small group of friends I ain't seen in a while. Try and stay out of everybody's way. I'm gonna be here for the next three years, hoping one of those senior boys will wink at me and say "You know, I haven't seen you around before"
Cause now I'm fifteen, and if somebody tells me they love me, I'm gonna believe them. And I'm fifteen, feeling like there's so much to figure out. So I count to ten, take it in, this is life before I know who I'm gonna be. Fifteen.
I sit in class next to a brownhead named Delfina, and soon enough we're best friends. Im laughing at the other girls, who think they're so cool, I'll be out of here as soon as I can. I know in my life I'll do things greater than dating the boy on the football team.
But all I want is to be wanted, wish I could stop myself from thinking like that.
I won't forget to love before I fall, but if I do, I'll know that time can heal most anything.
I haven't found who i'm supposed to be, because I'm only fifteen.

Talk about impossible dreams.

Me enseñaste a volar cuando todos habían cortado mis alas. Me diste una razón para sonreír cuando todos me hicieron llorar. Me devolviste mi felicidad cuando todo era tristeza. Me hiciste soñar cuando vivía en una pesadilla.

sábado, 6 de abril de 2013

Hey, it was enchanting to meet you.

¿Hasta dónde es sano soñar? ¿Cuándo debemos dejar de hacerlo? ¿Hay una edad determinada para darnos cuenta que todo lo que alguna vez soñamos no va a hacerse realidad? ¿Hasta cuándo está bien seguir pretendiendo que los sueños son una realidad? ¿Por qué dejamos de soñar? ¿Por qué perdemos la habilidad de creerle más a nuestra mente que a nuestros ojos? ¿Será que ya es hora de dejar de soñar para volver a la realidad?

viernes, 8 de marzo de 2013

All you are is mean.

Se trata de una niña de apenas 12 años. Sin un pelo perfecto, sin un rostro envidiable, sin un cuerpo sorprendente. Pero demasiado buena. Más de lo que debería. A veces era tan buena que pasaba por estúpida.
Gritos, humillaciones, burlas, risas. La bruja pálida, la nerd, la fea, la aburrida, la amarga, la antipática. Ella llora cada día al llegar a la casa. Ella está perdiendo parte de su infancia. Ella no sabe defenderse. Ella es débil. Ella no puede pedir ayuda. Ella tiene miedo.
Los años pasaron y las cosas cambiaron.
Su pelo no es perfecto, su rostro no es envidiable, y su cuerpo no es sorprendente. Pero ya no importa, porque conoció gente que la quiere mas allá y a pesar de eso.
Sin embargo, los ¿bronceados?, los vivos, los lindos (ya quisieran), los divertidos, los graciosos, los simpáticos, repiten de curso, tienen las mismas y tristes amistades forzadas, se divierten con alcohol porque sus amigos no son suficiente y pierden parte de sus vacaciones rindiendo materias.
Y tanta "viveza" desperdiciada...

One day, I'll be big enough so you can't hit me
But all you are is mean, and a liar, and pathetic, and alone in life. 
¿Why you gotta be so mean?

sábado, 2 de marzo de 2013

Cena para ocho.

Una mesa larga. Ocho sillas en los costados. Silencios incómodos y conversaciones raras. Palabras desconocidas, usadas sólo ante mucha gente. Frases poco sinceras que salen de cada uno. Charlas desinteresadas. Párpados aburridos ya de tanto mantenerse sin caer. Bebidas que se toman por cortesía. Comidas que se comen por pura cordialidad.

jueves, 28 de febrero de 2013

Be fearless.

Ella decía que no tenía miedo. Ella contaba cómo era algo que nos llegaba a todos. Ella sabía que ibas a un lugar mejor. Ella sabía que merecía ese lugar mejor. A ella le importaban más los demás que ella misma. Ella se daba cuenta cuando algo andaba mal. Ella hacía lo que tenía ganas de hacer, porque sabía que la vida era una sola. Ella vivía sin miedos ni preocupaciones. Ella sabía a quién recurrir cuando algo estaba mal. Ella era un ángel sin alas.
Pero todo cambió, porque recibió sus alas y pudo volar. Se fue lejos y ya no la puedo encontrar. Me faltó darle un abrazo y agradecerle por lo mucho que me ayudó a vivir.
Y hoy, juro que por ella yo ya no tendré miedo. Cuando tenga que pasar, pasará.

Te busqué y no estabas ya.

jueves, 14 de febrero de 2013

I hope you think of me.

A los enamorados.
A los corazones rotos.
A los tristemente solos.
A los felizmente solos.
A los indiferentes.
A los amigos.
A los familiares.
A los heridos.
A los que hieren.
A los desesperados.
A los que buscan a alguien.
A los que se dieron por vencidos.
A los que ya no creen.
A los que se están conociendo.
A los que siguen llorando.
A los que dedican canciones.
A los solitarios.
A los que aman amar.
A los que huyen antes de enamorarse.
A los que enamoran y huyen.
Porque hay días que no sólo se tratan de tener a quién amar. Si no de haber amado a quien sea. De haber sentido dolor a causa de alguien más. De haber lastimado a otra persona. De no ser perfectos. De dejarnos llevar por el amor.

Long live. Please, tell them my name.

Luces de neón que no me dejan ver. Gritos acumulados que no me dejan escuchar. Multitudes que no distingo. Vestidos largos y zapatos de tacón. Maquillaje perfecto y peinado impecable.
Juegos de niñas. Frases que me hacen abrir los ojos y dejar de soñar. No soy quien creo. No vivo como quiero. Debería recordármelo más seguido, para no seguir viviendo en un sueño interminable.

viernes, 25 de enero de 2013

Everything has changed.

Nos conocimos viajando y lejos de casa. La torre Eiffel fue testigo de los primeros dos meses de nuestro amor. Aquel verano es inolvidable. Pero hoy las cosas cambiaron. Hoy nos vamos a encontrarnos a las 9 en punto en un pequeño bar. Las horas pasan y él no llega. Su impuntualidad constante me desespera.
Nos miramos fijo sin hablarnos. Él de un lado y yo del otro. No es como solíamos sentarnos algún tiempo atrás.
Me dice que me extraña y yo sonrío. Sé que yo también pero trato de ocultárselo. Le digo que no me entiende y él no lo niega. Sabe que soy difícil, pues ya ha lidiado conmigo. Yo no quiero perderlo. O no quiero perder todo lo que vivimos. Los momentos que pasamos juntos son irreemplazables. 
Me toma la mano y me cuesta respirar. Me dice que ha cambiado y me cuesta creerle. Se lo recuerdo todo. Le recuerdo aquella noche que entramos en un hotel gigante en una ciudad desconocida y comenzamos a mirar las fotos que teníamos juntos. Le recuerdo cuando nos tomamos la mano mientras el avión arrancaba, porque él conocía mis miedos. Le recuerdo cuando me amaba.
Nos quedamos en silencio una vez más. Un silencio cómodo y con cierto murmullo de fondo.
Él toma mi mano otra vez y nos vamos. Ya nada importa. Ya cambiamos.

sábado, 12 de enero de 2013

¿Eres tú? ¿Otra vez? No me digas que vuelves a decirme más mentiras. Ya me cansé de escucharte. No, no  me interesa lo que tengas para decir. Sólo cállate y escúchame. Hace tiempo no nos vemos y pareces estar bien. Yo seguí con mi vida y hoy te puedo decir que no te necesito. Ya no me importa qué tan importante fuiste en algún momento. Hoy no lo eres. Te extrañé, no lo niego. Te lloré, no lo oculto. Pero hoy miro mi pasado y te veo allí, sentado en aquel banco con tu ramo de rosas. Lloras tú por mí y yo sigo caminando. Pareces dolido y no me importa. Giro mi cabeza y te sonrío. Ahí quedas, lejos mío.

martes, 8 de enero de 2013

You're feeling 22.

Miro tus fotos sólo para recordar que no sos quien decís ser, que no pensás como decís pensar. 
Si no fuimos hechos para querernos, mejor separarnos. Seguir cada uno su camino. Vos, con tu falsedad, y yo, con mi inmadurez. 

viernes, 4 de enero de 2013

Lo que nadie te dijo.

Debería empezar a aprender que las palabras duelen. De hecho, debería saberlo y haberlo asumido hace tiempo. Creo que a veces no soy consiente de que lo que digo puede herir a alguien.
De todas formas, voy a seguir diciendo lo que quiera porque no se puede caminar en este mundo teniendo miedo de lo que los demás interpreten sobre lo que decimos.
No puedo tenerle miedo a las reacciones de los demás.
Sin embargo, en un futuro intentaré que al hablar mal de alguien, esa persona no se entere.

jueves, 3 de enero de 2013

Sobre la vez que no te salvé.

No contestaba mis preguntas pero sus ojos gritaban las respuestas. Estaba sola y no sabía cómo había llegado allí. Era un lugar horrible y sin luz. Un callejón pequeño. Su vestimenta demostraba de dónde venía. Su peinado dejaba ver lo que había hecho. Su olor era trágico y desesperado.
A veces me pregunto dónde estará, y cada noche me reprocho no haberla ayudado. Me reprocho haber salido corriendo cuando alguien me necesitaba allí, quieta.