sábado, 22 de diciembre de 2012

Llega esta época del año y empiezo a pensar en todo lo que me pasó, en lo que perdí, en lo que gané, en las experiencias, en lo que aprendí. Principalmente eso, lo que aprendí. y este año aprendí demasiado.

Aprendí que a la amistad no le importan las distancias.
Aprendí que no me servirá de nada ser como alguien más. Que tengo que empezar a ser yo misma, con mis defectos y mis virtudes.
Aprendí que hay gente que, por mucho que duela, hay que dejar ir para dejar entrar a gente nueva que puede hacerme mejor.
Aprendí que siempre que perdemos algo es porque algo mejor va a llegar, y no debo tener miedo de las cosas nuevas o desconocidas.
Aprendí que no siempre el resto es mejor que yo, así como no siempre yo soy la mejor, y tengo que reírme de aquello para lo que no soy tan buena, y aprovechar aquello para lo que sí lo soy.
Aprendí a identificar falsos amigos, y no creer que cualquiera es un buen compañero de vida.
Aprendí que hay gente que te hace bien con simples palabras, sin necesidad de mirarte a los ojos ni abrazarte y que está bien quererlas más que a quienes sí puedo tocar.
Aprendí que la lluvia no es para llorar, ni para recordar, como muchos creen, si no para escuchar canciones que hablan de ella.

Aprendí que, así como yo no soy más importante que nadie, nadie es más importante que yo, y no debo dejar que me obliguen a sentir, hacer o decir.
Aprendí que no siempre tengo que ser yo quien empiece las conversaciones, y que quien nunca lo hace no merece que lo haga yo.
Aprendí que no siempre puedo ser feliz y que llorar está bien.
Aprendí que mis propios problemas, alegrías, y tristezas no le interesan a nadie, y que debo guardarlos para mí y no contárselos a todos. (Bueno, en esto sigo trabajando, pero se puede decir que me dí cuenta este año)
Aprendí que algunas personas se interesan demasiado en sí mismas, y pretenden que escuches todo lo que dicen, pero cuando llega mi turno de hablar, les importa muy poco lo que digo (si es que me dan tiempo de hablar).

Y todavía me queda pendiente aprender una cosa el año que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario