lunes, 31 de diciembre de 2012

2013, here we go.

Este año, quiero que el brindis de las 12 tenga sentido. Que no sea sólo chocar copas y desear un buen año.  Este año decidí pensar en las cosas que hacen que mis años sean buenos y brindar por todas ellas.
Este año brindaré por...
...Esas amistades por conveniencia.
...Aquellas guerras que nunca peleé.
...Las lágrimas que oculté.
...Las lágrimas que derramé.
...Las cosas que hice con buena intención.
...Esos enojos que nunca demostré.
...Todas las veces que me enojé y olvidé la razón.
...Los dramas.
...Los amigos que en verdad me quieren.
...Las veces que me declaré culpable.
...Los momentos en los que me sentí inocente.
...Las sonrisas que fingí.
...Las veces que me lastimaron y no lo dejé ver.
...Los momentos de rabias.
...Esos instantes de felicidad plena.
...Esos sentimientos encontrados.
...Esos viejos amigos que volvimos a ver.
...Esos días que creímos que iban ser horribles y no lo fueron.
...Esos días que creímos que iban ser horribles y lo fueron.
...Las veces que me sentí sola.
...Todas las veces que estuve sola.

Brindemos por un año más, lleno de errores y aciertos, de pérdidas y encuentros, de dejar ir y de amarrar, de amor y de odio. Un año distinto, igual que todos los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario