jueves, 29 de noviembre de 2012

Yes, I'm a bit*ch.

Sólo vine a saludar. Quería saber cómo estabas y qué es de tu vida. No hemos hablado desde aquel día. Cuéntame. No, no es cierto. No quiero saber eso. Mejor cuéntame qué se siente. ¿Qué se siente ya no tener un plan B? ¿Qué se siente no tener con quién hablar mal de tus amigos? ¿Qué se siente que yo haya seguido con mi vida, por mucho que me haya costado, y tú no? ¿Qué se siente que hoy no puedas recordarme como esperabas hacerlo? ¿Qué se siente haberme perdido? ¿Qué se siente saber que todos fue tu culpa? Cuéntame, tengo tiempo de sobra para escuchar cómo estás sufriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario