viernes, 28 de septiembre de 2012

Happy Birthday, Woman.

¡Qué rápido pasa el tiempo! ¡Qué rápido creciste! ¡Qué rápido llegaste a tener 25 años!. Hace ya 9 años que te conozco, pero siento como si te conociera desde siempre. De alguna forma te hiciste necesaria para mí. En cierto punto, sé que no puedo vivir sin vos, sé que el día que no te tenga mi vida no será igual. Sé que  la mañana en que despierta y no vea tu sonrisa no sentiré ganas de seguir viviendo.
Sos la que me motiva a seguir viva cuando morir parece ser la única opción. Sos el Sol que aparece en mi cielo cuando sobre mí sólo parece haber nubes. Sos la sonrisa que encuentro cuando de mis ojos sólo caen lágrimas. Sos la solución a mis problemas. Sos el motivo de mi risa. Sos el remedio de mi enfermedad. Sos el capricho más lindo. Sos mi pensamiento a cada momento. Sos el mejor vicio de mi vida. Sos mis ganas de vivir.
Y ¿Qué me queda, en un día como hoy, más que desearte el mejor de los cumpleaños? Sé que lo hago cada año, pero eso es porque espero que cada año superes al anterior, como lo hiciste siempre en tu vida, tanto profesional como personalmente.
Y es que cada año, en esta fecha, pienso lo mismo: Todo lo que recorrí con vos. Hoy, pienso en Lizzie Mcguire, pienso en War, Inc. (Que es, sin duda, la película en donde me dí cuenta que ya no eras una "nena"), pienso en Reach Out, pienso en Dignity, pienso Metamorphosis y lo pequeña que te veías, pienso en Olivia Burke y en que fuiste la razón por la que empecé a mirar Gossip Girl, pienso en Beauty and The Brieffcase (que es, sin duda, la película más divertida en la que actuaste), pienso en A Cinderella Story, por el simple hecho de que es mi película favorita y siempre lo será, pienso en el Dignity Tour y mis ganas de conocerte, pienso en el día en que compré tu CD y te sentí cerca por primera vez, pienso en el día en que recibí tu perfume y sentí que podía llevarte a todos lados conmigo; pero hay algo que no deja de darme vueltas en la cabeza: Tu familia. Todavía recuerdo aquellas fotos en las que se veía a Mike proponiéndote matrimonio, y a vos con una sonrisa imborrable. Y cómo olvidar aquel día en el que te vestiste de Vera Wang y dijiste que sí. De todas formas, hay un acontecimiento que jamás borraré d emi cabeza, y es el nacimiento de tu hijo. Todavía no puedo creer que seas: hija, hermana, cantante, actriz, escritora, diseñadora, empresaria, productora, esposa y madre. Ahora me doy cuenta que no se equivocan tus biografías al llamarte "multifacética".
Sin dudas, éste es el día en que te agradezco por todo. Por hacerme reír. Por hacerme llorar. Por hacerme gritar. Por hacerme emocionar. Por seguir estando ahí a pesar de todo. Por ser siempre el mejor ejemplo a seguir. Por ser la mejor ídola que tengo. Por ser tan vos. Por nunca decepcionarme. Por hacerme sentir bien con una simple canción. Por hacerme admirarte más y más con cada acto que realizás. Por demostrarme que, si sabés cubrir tus defectos con mil virtudes, podés llegar a ser perfecta. Por ser hermosa por dentro y por fuera.
Lo dije hace mucho tiempo y lo seguiré diciendo hasta siempre: Sos perfecta, y, para mí, siempre lo serás. Porque ya no me importa lo que la gente me diga, porque ya no me interesa si me miran mal por defenderte, porque ya aprendí a no escuchar a los "haters".
En un principio creí que era sólo una cantante y ya. Luego me di cuenta que eras una necesidad. Luego fuiste sólo un capricho. Pero, con el tiempo, te transformaste en mi vicio más grande. Te hiciste mi aire, te transformaste en mi forma de vida, en mi religión, en mi mundo entero. Y es que no imagino un día sin saber de vos. No puedo ni pensar en una vida en donde no seas mi ídola. Me basta sólo imaginar que no estás acá para levantarme cada vez que caigo, para llorar. Te hiciste una parte infaltable en mí, porque mi vida no sería vida si no estuvieras aquí.
No daré más vueltas y lo diré sin ningún temor: Te amo y siempre lo haré.
Feliz cumpleaños, Diosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario