jueves, 27 de septiembre de 2012

Conversaciones desesperadas 4

Pero no entiendo. ¿Qué es lo que no entendés?. Es que vos decías que te encantaban esas cosas. Sí, pero a gente cambia. Está bien, pero no de un día para el otro. A veces sí. No me mientas, yo sé que no. Pero yo sé que sí. Decime la verdad, ¿qué pasó?. Es que todo cambió, no era tan perfecto como yo creía. Bueno, pero de pronto te diste cuenta?. Y, sí. Sos muy rara, a veces no te llego a entender. No me tenés que entender, me tenés que escuchar nada más. Yo te escucho, pero la verdad que escuchar a alguien y no saber de qué habla no es lo más divertido. Pero es que no te puedo contar exactamente cómo fueron los hechos. ¿Entonces?. Entonces nada, el punto es que odio que las cosas cambien así. Bueno, no importa qué pasó, lo importante es que lo tenés que dejar ir, ya está, ya pasó. Sí, lástima que sigue unos meses más. Y bueno, Frente en alto, sonrisa dibujada y sigamos como sí nada estuviese pasando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario