domingo, 12 de agosto de 2012

Entregar mi alma a la nada y dejar de existir.

 Pero sin dejar de equivocarme.
 Pero sin dejar de ser.
Pero sin dejar de vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario