domingo, 29 de julio de 2012

Underneath this smile...

Se dio vuelta, inclinó su cabeza hacia la izquierda, notó mi cara de desesperación, me miró con los ojos con los que uno mira a un recién divorciado y me pregunto "¿Cómo estás?".
Se me hizo un nudo en la garganta, se me llenaron los ojos de lágrimas, se me cortó la respiración por un minuto y millones de respuestas aparecieron en mi mente, "Bien", respondí como responde quien tiene el corazón roto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario