miércoles, 23 de mayo de 2012

Lo mejor de mi vida eres tú♥

Este año, otra vez, me siento en el mismo lugar a decirte las mismas cosas de siempre; gracias y perdón. Gracias por todo lo que me das, por todo lo que haces por mi. Y perdón por no poder agradecerte de la forma que me gustaría.
Empieza un nuevo año en tu vida y todo lo que me queda por desearte es lo mejor. Es que no te mereces menos...
La verdad, no sé por qué siempre te digo esto, si ya deberías saberlo; pero me gusta recordártelo, sólo por las dudas; te adoro hasta el infinito y mil pasos más allá y espero estar contigo hasta que te pongas tan vieja que ya no puedas escribir en un teclado, o hasta que la tecnología te supere. (Todos sabemos que a mí también va a pasarme, pero mucho después, debido a que yo soy una persona joven y tú, bueno... no tanto).
Sinceramente no sé cómo es que llegué a quererte tanto. Fue todo demasiado rápido. Un día te reías de mi, al otro me pediste mi mail, al día siguiente ya estábamos hablando y en algún momento pasaste a ser de las personas más importantes en mi vida. Hoy, puedo decir que conocerte fue lo mejor que me pasó en la vida, y haber "compartido" tantas cosas contigo estando tan lejos, no lo cambió por nada.
Ahora que me acuerdo, nos debemos unas cuantas de esas terapias en las que no importa nada más que reír. Esas terapias de risa que surgieron tan repentinamente como nuestra amistad. Pensar que todo empezó por un simple chistecito, y desde ahí, nuestras conversaciones no fueron igual. A veces me pongo a pensar y siento que contigo cambié muchísimo (para bien y para mal, claro) para bien, porque me hiciste una persona más divertida, más abierta al mundo, me hiciste creer que los sueños sí se hacen realidad, que nada es imposible si luchas por conseguirlo, que hay que creer hasta reventar para lograr las cosas, y eso es algo que nadie jamás en la vida me iba a enseñar, pero tú, lo lograste, y eso es lo más increíble. Pero para mal, porque me convertiste en una borracha inútil (no es cierto, yo no tomo...). De pronto, cuando no hablamos por mucho tiempo, extraño más nuestras terapias que a ti misma. A lo mejor no te quiero tanto como digo... Bueno, sí, como digo y más.
¡Casi me olvido! FELIZ CUMPLEAÑOS.
Ya te lo dije antes, pero sólo por si tu mente anciana lo olvidó, te deseo lo mejor de lo mejor. Y no dejes que nadie te arruine ni éste ni ningún otro día de tu vida, porque no te mereces nada malo.
Creo que me estoy olvidando de mil cosas, pero éste es un pequeñísimo resumen. Debería haber empezado a escribirla el año pasado...
Y otra vez Gracias por ser la mejor amiga bitchera que una bitch podría pedir, y por ser lo mejor de mi vida.
Te adoro.

P.D.: Cuidado con el tequila. El hecho de que sea tu cumpleaños no te permite tomar de más. O quizá sí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario