viernes, 13 de abril de 2012

Una loca más.

Ella decía la verdad. Ella contaba como la gente desaparecía sin decir adiós. Ella no buscaba explicaciones científicas. Ella buscaba justicia. Ella explicaba como la vida te pega y no te pide perdón. Ella no contaba cuentos de hadas felices. Ella relataba historias sobre guerreros que no se rendían. Ella Tenía una cara de yeso. Ella poseía un corazón blando y golpeado. Ella no sonreía porque no tenía las fuerzas para hacerlo. Ella usaba sus fuerzas para seguir adelante. Ella era de esas personas que ya no se encuentran. De vez en cuando, la extraño. De vez en cuando, necesito su presencia. De vez en cuando, quiero volver a tenerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario