lunes, 12 de marzo de 2012

Forgive me.

¿Tanto te cuesta dejar ir las cosas?
¿Tanto te cuesta aceptar que el que se equivoca sos vos?
¿Tanto te cuesta perdonarme?
Es que a veces no te das cuenta que las broncas son pasajeras y no deben durar toda la vida.
Detesto ser siempre la que sonríe incluso cuando por dentro me estoy muriendo. Si tan solo te pudieras poner en mi lugar y darte cuenta cuanto sufro. Tal vez así te darías cuenta cuan poco necesito todo lo que me hacés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario