miércoles, 29 de febrero de 2012

Estuviste ahí siempre, siempre, siempre, siempre, siempre.
Menos ahora, cuando más te necesito.
¿Por qué? ¿Por qué nos distanciamos así? Estoy segura que es mi culpa. No demostraba mi cariño lo suficiente. Quizá soy demasiado fría para tu gusto. Pero soy así. No sé, quizá algún día puedas aceptarme tal y como soy.
Pero sólo en caso de que ya no hablemos y eso... quería dejarte en claro que te quiero. Y mucho. Y te necesito. Y demasiado.
Ojalá todo volviera a ser como hace un tiempo atrás.

P.D.: Te necesito ¿Lo dije?
Este año escolar será distinto. Este año empezaré cada mañana peinándome, entraré a la escuela con una sonrisa, aceptaré cada tarea sin quejarme porque es demasiada, no criticaré a ningún profesor, y hasta me caerán bien. No haré mis tareas a último momento, y seré simpáticas con todos mis compañeros.
Ahora seré sincera.
Este año escolar será igual que todos los demás. Me peinaré los primeros 15 días, o quizá la primera semana y después dejaré mi pelo "al natural". Entraré a la escuela con cara de dormida y mala gana, rogando que no haya nadie entrando al mismo momento para no tener que saludarlo. Maldeciré cada fuckin' tarea que me asignen. Todos los profesores me seguirán cayendo mal y al terminar cada clase les criticaré, básicamente, todo lo que hagan. Me acordaré de mis tareas unos minutos antes de irme a dormir y las haré desprolijamente sobre mi cama. Está demás decir que sólo voy a hablar con quien yo quiera y no con quien quiera hablar conmigo. I have my reasons. 

lunes, 20 de febrero de 2012

Olor a lluvia.

Llueve, nada especial. Llueve y me cubro bajo el techo de mi casa. Llueve y no logro ver las gotas caer. Llueve y sólo escucho como chocan contra el techo y se deshacen. Llueve pero yo solo siento el olor. Llueve y a mi me encanta.
Yo no lo siento como lluvia. Lo siento como lágrimas de las nubes. Todos tenemos penas. Las nubes también. Me alegra que las nubes se puedan desahogar. Si no lloviera, las nubes tendrían bronca y habría truenos todo el tiempo. Pero la lluvia, la lluvia es una liberación de las nubes. Sin lluvia, nunca volvería el cielo a ser celeste.

jueves, 16 de febrero de 2012

Un adiós más.

Me duele no tenerte. Tu ausencia me lastima. Tus palabras complicadas y frases rebuscadas suelo extrañarlas cada noche.No entiendo aun el motivo de tu huida. Sé que no voy a poder reemplazarte tan fácilmente. Voy a necesitar que me expliques lo que no entiendo, que me mires mal y que nunca digas "Lo siento".
Estoy segura que cada vez que entre al lugar donde solíamos encontrarnos, voy a sentir tu presencia, voy a sentir que me tomas la mano y me acompañas en cada aventura. Si bien nunca te tuve, nunca quise perderte.