martes, 6 de diciembre de 2011

Ya no importa. Ya casi no lloro, de hecho. No te extraño tanto. Creí que sería peor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario