miércoles, 16 de noviembre de 2011

Tantas cosas que contarte.

Amiga, tengo el corazón herido. El hombre que yo amo se me va. Lo estoy perdiendo, estoy sufriendo. Llorando de impotencia, no puedo retenerlo.
Amiga, mientras quede una esperanza tú tienes que luchar por ese amor. Si él es el hombre de tu vida, no te des nunca por vencida, que vale todo si se lucha por amor. 

Amiga, yo no se que está pasando. ¿Será que habrá encontrado otra mujer? Ya no es el mismo. Su indiferencia la siento por las noches, rechaza mi presencia.
Amiga, ¿No será que has descuidado la forma de buscarlo en el amor? Quizás la casa, la rutina se ha convertido en tu enemiga y está cobrando un alto precio por tu error. 

¿Cómo puedo hacer?
Entrega todo.
Todo se lo dí.
Inventa un modo.
No es posible que se pueda querer más.
Pensando así lo perderás.
¿Y si él se va?
Lo habrás perdido.
¿Qué me quedará?
Lo que has vivido.
Tu consejo no me aleja del dolor.
Son cosas del amor. 


By: María José&Edith Márquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario