miércoles, 2 de noviembre de 2011

Quiero que todo cambie. Pero no hago nada para salir de mi cómoda jaula. Aquí adentro grito, insulto y pataleo. Es que nada va a cambiar si yo no cambio. Llegó el momento de jugármela. Sobre todo de jugármela por él antes de que sea demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario