domingo, 28 de agosto de 2011

Sin tocarnos puede ser la historia de un amor que nos alimenta el ♥

En un vacío gris al que ya no me animo a entrar, perdura tu recuerdo.
Como una gota de lluvia en la ventana, una lágrima recorre mi cara, y es por ti.
Te extraño, y se refleja en mi voz.
Ya no hablo con certeza, ya no miro a la gente a los ojos.
Me falta la seguridad de saber que si hago algo mal, estarás ahí para mi.
Necesito saber dónde estan todos los días que pasamos, (quizás sin hablarnos y seguro sin mirarnos), tan cerca.
Necesito volver a contarte qué es de mi vida, lo mucho que sufrí en tu ausencia y cuanto te extraño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario