domingo, 10 de abril de 2011

Quisiera entrar en un mundo donde nada exista, donde los errores no sean más que heridas que se abren y vuelven a cerrar. Quisiera que todo esto sea una pesadilla. Basta. No puedo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario