miércoles, 27 de abril de 2011

No puedo creer que seas tú! Ha pasado tanto tiempo... te ves bien. Escuché que te está yendo bien. No me preguntes, déjame que te cuente como estuve desde que me dejaste:
Finalmente, cada lágrima se ha secado, ya te saqué de mi vida.
¿Recuerdas todas la veces que dijiste que me llamarías? Porque yo recuerdo las razones por las que la gente me quiere. Y ahora, te escucho diciendo que aun me adoras...
Pero si tu piensas que nunca podría estar contigo de nuevo, si piensas que tu eres el único que puede amarme, haz crecer la llama si me quieres de nuevo... ¿Podrás jugar con fuego?
Nunca sabes lo que tienes, hasta que lo pierdes... Pero yo no caigo en ese juego, porque los chicos como tú nunca cambian.
Me hiciste sentir que no era suficiente para tu amor, pero era la inseguridad lo que te hacía correr, no era yo...
Así que no te quedes ahí sentado dándome excusas, no tengo tiempo para esto, debo irme a tocar en Houston, y estoy demasiado ocupada con las mil cosas que tengo que hacer.
No puedes disfrazar lo que haz hecho, sigues intentando ser el mejor.
Ah, por cierto, encontré a alguien que me da espacio, me mantiene sana y salva. Alguien que ocupa tu lugar. Estoy a salvo en sus brazos, y decidí que sólo él puede jugar con fuego.

By: Hilary Duff

No hay comentarios:

Publicar un comentario