domingo, 20 de febrero de 2011

No sé si está bien o si está mal, pero hoy puedo decir que te envidio. Envidio esa forma mágica que tienes de mirar y enamorar. Envidio que todo el mundo esté a tus pies. Envidio que domines a todos. Envidio que puedas ser quien yo quiero. Envidio que tengas fuerza para cumplir tus metas. Envidio muchas cosas de ti, excepto esa vida tan triste que tienes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario