jueves, 7 de enero de 2010

Cuando era pequeña...

Cuando era pequeña no había nada imposible. Cuando era pequeña todo era del color que yo quería que fuera. Cuando era pequeña el mundo giraba a mi velocidad. Cuando era pequeña era todo distinto. Cuando era pequeña era libre. Pero todo eso se fue muy pronto, cuando empezaron a llamarme "grande". Crecí y me obligan a no creer, a no tener sueños ni ilusiones, me obligan a callar lo que siento y lo que pienso. Ahora es distinto, no soy yo. Estoy acorralada en una jaula sin sueños, en donde reina el amor, la amistad, y en donde decir "te quiero" es lo más lindo que alguien te pueda decir. Pero yo no soy esa. Yo no creo que el amor pueda ser lo que nos haga felices. ¿Quién necesita amor si tiene un sueño?. Tampoco creo que la amistad sea verdadera. ¿De qué nos sirve tener a nuestro lado a alguien, si solos podemos alcanzar lo que queramos?. Estoy cansada de que la gente me diga que las hadas no existen, que mis sueños no se harán realidad, ¿Qué saben ellos, si nunca tuvieron un sueño, si nunca quisieron a nadie?

Cierro mis ojos y veo que todo puede hacerse realidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario