lunes, 11 de enero de 2010

Creo que te acercaste demasiado...

Y hasta llegaste a lastimarme. Me hiciste pensar que te quedarías por siempre. Pero ¡Qué tonta fui al creerte! todos sabíamos que estabas mintiendo. O quizá no lo sabíamos por que era tanto lo que te queríamos y queremos, que no nos dimos cuenta que era todo una mentira.
Ahora me doy cuenta que no me puedo acercar a nadie, por que todos, quiera o no, van a terminar lastimándome.
Me había prometido estar sola por siempre en esta vida, pero al conocerte rompí esa promesa. Por que contigo era diferente, tú no me entendías, pero podías hacer que todo sea lindo, aun con peleas, o mejor dicho discuciones, te hacías entender y querer. Pero no entiendo para qué querías eso, si al final rechazarías todo el amor que quieren darte. Eres esa estúpida que critica, y después hace lo mismo que hace dos segundos había criticado. Ya no te entiendo. Te voy a extrañar, pero no sé si es bueno que vuelvas. Mejor que estés lejos y no sigas lastimando a nadie.
Gracias por todo.

No dejas que nadie se te acerque lo suficiente como para lastimarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario