jueves, 7 de mayo de 2009


Es esa la voz que un día escuché. Mi voz interior. La voz que no supe seguir. Esa voz cansada de ayudar a nadie. La voz que nunca supe escuchar. La voz que hoy encontré...

Por que te encontré a tí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario